Mis Finanzas

Carreras cuestan entre 125 mil y 930 mil pesos

Recibir educación en el país tiene un elevado costo, pero con inversiones en fondos y en seguros educativos, se puede cubrir hasta 90 por ciento de los gastos generados en los estudios
de licenciatura durante 4 o 5 años.
Darinka Rodríguez
12 mayo 2014 21:15 Última actualización 13 mayo 2014 14:43
Carreras.

Un plan de ahorro puede ayudar a costear una carrera universitaria. (Alejandro Gómez)

CIUDAD DE MÉXICO.- Estudiar en México no es barato: además del tiempo y del esfuerzo que debe hacer quien estudia una licenciatura o posgrado, se debe efectuar un importante desembolso económico.

De acuerdo con un análisis del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), el costo promedio por carrera en una universidad privada, va de 125 mil a 930 mil pesos; la más cara es la carrera de medicina. Por otro lado, se estima que el estado eroga 70 mil pesos anuales por estudiante de educación superior.

“Las colegiaturas son los rubros más caros para el estudiante y su familia, pero además de eso, el costo de no ingresar al mercado laboral es importante, pues una persona que decide no ir a la universidad empieza a generar ingresos, mientras que quien estudia pasará cinco años sin percibir recursos”, señaló en entrevista Catalina Delgado, consultora y coordinadora del proyecto Compara Carreras del IMCO.

En promedio, los ingresos no percibidos pueden ascender a más de 275 mil pesos, equivalentes a los cuatro años y medio que tarda en promedio una persona en concluir sus estudios universitarios, multiplicados por el salario promedio de los trabajadores que sólo terminaron la prepa.

Si bien se trata de una importante etapa que puede cambiar el futuro de una persona, son pocos los que terminan sus estudios universitarios.
Cifras de la UNAM indican que de cada 100 niños que ingresan a la primaria, sólo 16 ingresan a una carrera y 6 obtienen su título.

“La educación superior es definitivamente una buena inversión, pues lo que se destina en términos monetarios y en tiempo es muy redituable a largo plazo, mejorando las perspectivas salariales y laborales de los egresados hasta un 95 por ciento”, indicó Delgado.

OPCIONES

Abraham Vergara, académico del Departamento de Estudios Empresariales de la Universidad Iberoamericana (UIA), indicó que aún cuando los costos pueden “sentirse” elevados, sobre todo al pagar carreras en instituciones de educación privada, hay diversos planes que permiten financiar una carrera, sobre todo para los más pequeños.

“El plan educativo de un joven tiene que iniciar cuando son niños, no adolescentes. En ese sentido, hay distintos tipos de seguros educativos con los que se ahorra dinero para el momento en que el joven quiera hacer sus estudios universitarios”, indicó.

Por su parte, Eduardo Paz, profesor de la escuela de ciencias económicas y empresariales de la Universidad Panamericana (UP), señaló que la deuda para estudiantes es un tema muy nuevo: sólo 8 de 100 profesionistas han usado este tipo de financiamiento por desconocimiento.

Hay pocos tipos de créditos educativos, los cuales se otorgan a muy pocas personas; el inconveniente son los periodos que dura el financiamiento y que suelen ser caros”, consideró el académico.

Otra alternativa son los seguros educativos, los cuales buscan constituir una garantía para los estudios superiores de los hijos, aún cuando el padre, la madre o el tutor falten por fallecimiento o resulten impedidos de aportar los recursos económicos, a causa de invalidez por un accidente o enfermedad.

De acuerdo con Vergara, la inversión en fondos de inversión y las pólizas educativas pueden llegar a cubrir hasta 90 por ciento de los gastos generados en los estudios de licenciatura por 4 o 5 años con estos mecanismos.

“Dependiendo del bolsillo y la universidad, la media de ahorro es de 18 años, es decir que prácticamente desde que el hijo nace se debe estar apartando dinero para sus estudios, y aunque nadie lo hace, un promedio justo son seis años, con los que se puede conseguir esto; mientras que conforme pasan los años menos dinero se tiene que aportar”, señaló.