Muere a los 94 años la mujer más rica del mundo
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Muere a los 94 años la mujer más rica del mundo

COMPARTIR

···
Millonarios

Muere a los 94 años la mujer más rica del mundo

Bettencourt, la única hija del fundador de L’Oreal, Eugene Schueller, poseía cerca de un tercio de las acciones de la compañía. Murió en su casa en Neuilly, un suburbio al oeste de París, según un portavoz de la compañía.

Bloomberg
21/09/2017
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Liliane Bettencourt, heredera del imperio de cosméticos L’Oreal y la mujer más rica del mundo, ha muerto. Tenía 94 años.

Su muerte fue anunciada en una declaración de Jean-Paul Agon, director ejecutivo de L’Oreal Group. Su deceso se produjo el miércoles en su casa en Neuilly, un suburbio al oeste de París, según un portavoz de la compañía. No se entregó la causa de la muerte.

Bettencourt, la única hija del fundador de L’Oreal, Eugene Schueller, poseía cerca de un tercio de las acciones de la compañía. Durante su vida, la empresa con sede en París pasó de ser un pequeño proveedor de tintes de cabello al mayor fabricante de productos de belleza con más de 30 marcas, entre ellas Lancome y Garnier, que se venden en 140 países. En 2016, la compañía reportó ingresos de 25 mil 800 millones de euros (27 mil millones de dólares).

El patrimonio neto de Bettencourt era de 42 mil 500 millones de dólares, según el Bloomberg Billionaires Index.

"Amistad, gusto por la vida, conocimiento, salud. Diría que estas son las cosas más valiosas", dijo Bettencourt en una entrevista con la revista literaria francesa L’Egoiste en 1988. "Todo lo que no se mide es lo que más importa".

Después de la muerte del marido de Bettencourt, el político conservador francés Andre Bettencourt, en 2007, la heredera pasó sus últimos años enfrascada en una disputa legal con su única hija, Franç oise Bettencourt Meyers.

Tutores designados

Bettencourt Meyers afirmó que su madre estaba mentalmente incapacitada y que había sido manipulada por su entorno, especialmente una amiga a la que dio unos mil millones de euros en regalos y dinero en efectivo. En 2011, un juez francés puso a la heredera bajo la tutela de su hija y dos nietos.

La fortuna de Liliane Bettencourt pasa ahora a Bettencourt Meyers, de 64 años, quien dirige la compañía de inversiones de la familia, y como académica, ha escrito libros sobre mitología griega y relaciones judío-cristianas. Como principal tutora de los activos de la familia, incluyendo su participación en L’Oreal, Bettencourt Meyers sucede a su madre como la mujer más rica del mundo.

En la entrevista de la revista de 1988, Bettencourt discutió el papel que la riqueza pudo haber jugado en sus relaciones personales.

"Obviamente, seguramente es más cómodo tener certeza de que eres amado por tu alma", señaló. "Pero yo no tenía esta preocupación". Dijo que cuando a veces se preguntaba si era amada por su dinero, "he sonreído y me dije: ’Si es más, mucho mejor’".

Grabaciones secretas de Bettencourt, hechas por un ex mayordomo, motivaron investigaciones separadas sobre acusaciones de violaciones a las finanzas de campaña relacionadas con las elecciones de 2007 del ex presidente Nicolas Sarkozy. Bettencourt negó los informes. En 2013, las autoridades francesas retiraron los cargos contra Sarkozy.

Bettencourt también perdió dinero en la estafa de Bernard Madoff.

Pozo vacío

Liliane Henriette Betsy Schueller nació en París el 21 de octubre de 1922. Tenía 5 años cuando su madre, Louise, murió, dejando a Liliane con lo que ella llamó "un pozo vacío que nada podría llenar".

Fue criada por monjas dominicanas.Bettencourt describió su infancia como dominada por un padre severo y adicto al trabajo que se despertaba todos los días a las 4 de la mañana. Cuando cumplió 15 años, fue enviada a una de las fábricas de su padre para pegar etiquetas en botellas de L’Oreal.

Aunque proporcionó a su hija la fortuna más grande de Francia, Eugene Schueller la avergonzó por su inclinación política. Antes y durante la Segunda Guerra Mundial, fue un firme partidario de La Cagoule, un grupo fascista con vínculos con el régimen nazi.

Durante la década de 1930, Schueller fue anfitrión de las reuniones de La Cagoule en la sede de L’Oreal en París. La hija de Bettencourt, Françoise, se casó con el nieto de un rabino que murió en el campo de concentración de Auschwitz.

Bettencourt tenía dos nietos. Su nieto, Jean-Victor Meyers, la reemplazó en la junta directiva de L’Oreal en 2012.

,,