Mercados

Vigente el Rally de Santa: S&P y Dow Jones marcan nuevos récords; BMV, 4 alzas al hilo

La fiesta continúa en los mercados accionarios, pese a que hubo noticias principalmente negativas, como una menor venta de casas en EU u otro tropezón en los precios del petróleo. 
Felipe Sánchez
22 diciembre 2014 15:45 Última actualización 22 diciembre 2014 16:6
BMV.

BMV.

Los mercados accionarios siguen festejando el tradicional rally de Santa Clos, pero esta vez llegó de la forma de Janet Yellen, ya que desde el miércoles de la semana pasada, tras el comunicado de política monetaria de la Fed, los inversionistas disminuyeron su percepción de riesgos, y ganaron en confianza.

Desde entonces, las bolsas reportan avances, las cuales se extendieron hasta este lunes con el establecimiento de nuevos máximos históricos, el número 50 del año de acuerdo al promedio S&P 500, y el número 35 en el caso del índice Dow Jones.

La subida del S&P 500 fue de 0.38 por ciento a 2 mil 078.54 unidades, mientras que en la misma bolsa de Nueva York, el promedio Dow Jones avanzó 0.87 por ciento a 17 mil 959.44 puntos. En la bolsa Nasdaq el incremento del día fue de 0.34 por ciento a 4 mil 781.42 enteros.

Incluso la noticia de la economía del día fue negativa, las ventas de casas usadas decrecieron en noviembre a un volumen anual de 4.93 millones, desde un previo de 5.26 y una expectativa de 5.2 millones de unidades. Pero en realidad es la inercia positiva la que prevaleció entre los inversionistas.

En México, la bolsa de valores terminó con un aumento de 0.81 por ciento a 42 mil 873.01 puntos, con lo que acumuló 4 días de alzas consecutivas, en las que ha subido precisamente 6 por ciento.

Asimismo, el balance de las emisoras operadas fue positivo: de 114 emisoras que entraron a remate, subieron 65, y bajaron 40.

Esta semana, ya con muchos de los participantes de vacaciones y con pocas noticias en el horizonte, los distintos mercados reportaron escasa actividad.

Pero los inversionistas contaron con un contexto favorable, previamente los mercados asiáticos tuvieron saldos ganadores, y después los de Europa también cerraron con incrementos generalizados.