Mercados

El peso se 'enfría' a la espera de Banxico 

Este miércoles la moneda mexicana cayó ante un dólar que alcanzó un máximo no visto en 13 años en el mercado internacional. 
Esteban Rojas
16 noviembre 2016 8:6 Última actualización 16 noviembre 2016 13:52
El dólar en el mundo. (Arturo Monroy)

Dólar

CIUDAD DE MÉXICO.- En la jornada de media semana, prevaleció el mal tiempo para el peso mexicano, determinado por un contexto externo adverso.

El dólar spot cerró este miércoles en 20.3380 unidades de acuerdo con datos publicados por el Banco de México. En el día, el peso retrocedió 6.55 centavos, equivalente a 0.32 por ciento.

En ventanilla de los bancos, el dólar se vende en 20.60 pesos, semejante al cierre reportado ayer por Citibanamex.

El tipo de cambio del peso con el dólar alcanzó un máximo en 20.3450 y un mínimo en 20.216, en el mercado de mayoreo.

La moneda mexicana registró una toma de utilidades, después de acumular un avance de 3.22 por ciento en las dos jornadas anteriores.

En  el mercado cambiario en México se resintió el embate de un dólar fuerte en el mercado internacional y el alza en las tasas de interés, a lo que se sumó un débil desempeño en el mercado petrolero.

El índice que mide el comportamiento del dólar frente a una canasta de seis divisas sube 0.32 por ciento, escalando a un máximo no visto desde abril del 2003.

El billete verde se ve impulsado al alza por las mayores tasas de interés observadas en el mercado de bonos norteamericanos, ante la expectativa de una aceleración en el crecimiento de la inflación.

El referencial bono a 10 años en Estados Unidos llegó a registrar un máximo cercano a 2.30 por ciento, nivel no visto desde finales del 2015, para después perder fuerza y operar alrededor de 2.23 por ciento, con un moderado incremento de 0.01 puntos con respecto a la sesión de ayer.

Así, las presiones de alza en los rendimientos son una anticipación del mercado a un incremento en la tasa de referencia de la Fed y a temores por mayores presiones alcistas sobre la inflación.

Las apuestas en el mercado de futuros le dan una probabilidad del 96 por ciento a un incremento en la tasa de la Reserva Federal para su reunión del próximo 14 de diciembre.

De acuerdo con el funcionario de la Reserva Federal, James Bullard, es posible que después del aumento en el costo del dinero a finales de este año, el instituto central adopte una postura neutral, es decir que pudiera mantenerse la política monetaria inalterada por un cierto tiempo durante el 2017.

Los datos publicados hoy en Estados Unidos justifican la visión de una política monetaria gradualista por parte de la Fed.

En los Estados Unidos se dio a conocer que la producción industrial no experimentó cambio durante el pasado octubre, contrastando con el aumento esperado de 0.2 de acuerdo con una encuesta de Bloomberg. La capacidad instalada se ubicó en 75.3 por ciento por debajo del 75.5 estimado.

La inflación medida por los precios al productor quedó sin cambio en el décimo mes del año, mejor que el 0.3 por ciento esperado. En tanto que quitando este indicador los elementos volátiles como los alimentos y energéticos cayó 0.02 por ciento.

Los precios del petróleo muestran un sesgo débil, después del fuerte repunte de la jornada anterior.

Por otra parte, el West Texas Intermediate baja 0.07 por ciento a 45.79 dólares, mientras que el Brent disminuye 0.17 por ciento a 46.88 dólares.

Los participantes del mercado cambiario nacional se encuentran a la espera de la decisión de política monetaria del Banco de México, programada para mañana al mediodía. La expectativa es que pueda darse un aumento en su tasa de referencia, situación que puede ayudar a la moneda mexicana.