Mercados

Si la libra cae por el Brexit se llevará al euro por delante: analistas

Siete de los nueve principales socios comerciales del Reino Unido se encuentran en la Unión Europea. Esto significa que un Brexit podría perjudicar a ambas partes si las condiciones comerciales empeoran. 
Bloomberg
24 febrero 2016 14:5 Última actualización 24 febrero 2016 14:41
[Bloomberg]Chipre será el cuarto país de la zona euro, después de Grecia, Irlanda y Portugal, que reciba un rescate soberano. 

[Bloomberg]Chipre será el cuarto país de la zona euro, después de Grecia, Irlanda y Portugal, que reciba un rescate soberano.

El referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea no es sólo un riesgo para la libra; está amenazando al mercado de divisas en todo el continente, según analistas consultados por Bloomberg.

Aunque la libra registró la mayor caída entre las principales divisas el pasado lunes con su mayor depreciación desde 2010, el euro le siguió los pasos con el segundo mayor retroceso, arrastrado por las indicaciones de una desaceleración del crecimiento.

Una posible salida del Reino Unido del bloque podría perjudicar el comercio y alentar a otros países miembros a renegociar su relación con la Unión Europea, con lo que el euro podría registrar nuevas caídas en el período previo al referéndum británico convocado para el 23 de junio.


“Si hay un mayor riesgo de un Brexit, tendremos un riesgo negativo para el euro”, dijo Daragh Maher, jefe de estrategia de divisas de Estados Unidos en HSBC Holdings Plc, el mayor banco de Europa. “No en la misma medida que la libra esterlina, pero en la misma dirección. El Brexit es el telón de fondo para el euro”.

Si bien el presidente del Banco Central Europeo Mario Draghi, podría agradecer un euro más débil para impulsar la economía de la región, la depreciación derivada de un riesgo sistémico sería más problemática.

“La salida del Reino Unido del bloque pondría en tela de juicio el proyecto europeo en su conjunto, que aboga por una integración de la región”, según Frederik Ducrozet, economista de Banque Pictet Cie SA en Ginebra.

Compromiso de Draghi

Con la región europea aun recuperándose de la crisis de deuda soberana, el bloque apenas puede permitirse nuevas turbulencias que afecten el crecimiento.

Mario Draghi ya ha apostado más de 1 billón de euros en compras de activos y rebajó las tasas de interés por debajo de cero para impulsar la inflación en la región. La expectativa de nuevas medidas de estímulo en la reunión del próximo mes está debilitando el euro aún más.

La moneda común cayó 0.9 por ciento el lunes tras conocerse la desaceleración de la actividad en los sectores de manufactura y servicios.

El martes, la libra retrocedió 1.8 por ciento y la moneda común bajó 0.1 por ciento a 1.1017 dólares en Londres, mientras que la libra perdió 0.2 por ciento a 1.4122.

Los estrategas de Société Générale SA, Standard Bank Group ltd. y Mizuho Bank Ltd. hicieron referencia a que la preocupación por el ‘Brexit’ incidió en el euro el martes.

Hoy, el euro cedió 0.06 por ciento a 1.1012 dólares y la libra retrocedió 0.69 por ciento, para terminar en 1.3909.

La mediana de las previsiones de analistas sondeados por Bloomberg anticipan una caída del euro a 1.08 unidades frente al dólar para el 31 de marzo y el mismo nivel para final de año.

“Brexit es un tema que afecta a Europa, no solo al Reino Unido”, dijo Donal Kinsella, director de inversiones en renta fija de Henderson Global Investors, que gestiona alrededor de 130 mil 000 millones de dólares, en Londres.

“Puede que se necesiten respuestas políticas por parte de los bancos centrales fuera del Banco de Inglaterra, especialmente si el BCE cree que el Brexit dañará el crecimiento en la eurozona”, puntualizó.

Recuperación europea

Siete de los nueve principales socios comerciales del Reino Unido se encuentran en la Unión Europea, según datos recabados por Bloomberg. Esto significa que un Brexit podría perjudicar a ambas partes si las condiciones comerciales empeoran.

Los países europeos más pequeños como Irlanda, Luxemburgo y Malta serían los más perjudicados si el Reino Unido pierde acceso al mercado único, según economistas de Bertelsmann Foundation de Alemania. Incluso los mercados de mayor peso del continente como Francia, Alemania e Italia no saldrían ilesos.

Los países europeos quedarían relegados a un estatus de segunda clase si el Reino Unido abandona la Unión Europea, según Deutsche Bank, el segundo operador de divisas del mundo.

El bloque está subestimando las repercusiones de un posible Brexit, dijo el jefe de investigación del banco, David Folkerts-Landau el mes pasado.