Mercados

Se agranda la brecha entre México y Brasil

Las diferencias entre México y Brasil, las dos principales economías de América Latina, ya son evidentes tanto en el plano económico como financiero, lo que ya fue descontado por los inversionistas desde hace varios trimestres.
Abraham González
24 febrero 2016 21:25 Última actualización 25 febrero 2016 5:0
México y Brasil

México y Brasil

Las diferencias en el plano económico y de mercado entre las dos mayores economías de América Latina se siguen ampliando.

Ayer, Moody’s, la última de las tres grandes calificadoras que no había movido su calificación, quitó el grado de inversión a Brasil, lo que da a México una mejor posición para la captación de capitales extranjeros, afirman analistas.

“Yo creo que los inversionistas han diferenciado muy claramente a México de Brasil desde hace varios trimestres”, comentó Alonso Cervera director de análisis de mercados emergentes para Credit Suisse. “Por ahora, el peso y la bolsa están respondiendo a otros eventos a nivel global”, agregó.

En los últimos seis meses, el principal índice del país sudamericano (Bovespa) ha caído 5.08 por ciento, mientras que el de México (IPC) tiene un alza de 4.10 por ciento.

En el mismo periodo, la moneda brasileña, el real, se depreció 8.60 por ciento frente al dólar, mientras que el peso mexicano muestra una caída de 5.36 por ciento.

En el mercado de deuda, el rendimiento de los bonos brasileños a 10 años se ubica en 15.85 por ciento, mientras que el de los Bonos M al mismo plazo pagan 6.08 por ciento. El spread de ambos países frente a los bonos norteamericanos se ubica en mil 407.6 y 429.7 puntos, respectivamente.

“Creo que los flujos demuestran que al menos en el mercado accionario, la gente ha favorecido a México. En el mercado de renta fija, en deuda local, la diferenciación no es tan clara. No ha habido una salida masiva de capitales de Brasil, a pesar de los problemas que ha tenido”, dijo Cervera.

Hasta el martes, el riesgo país medido a través del índice EMBI+, se ubicaba en 271 puntos para México y 519 para Brasil.

La profunda recesión y las dificultades políticas que enfrenta el gobierno de Dilma Rousseff hacen factibles recortes adicionales a las notas brasileñas, aseguran analistas.

“Aunque la rebaja en la calificación no sorprende dado el deterioro en los fundamentales económicos y políticos de Brasil, llega más tarde de lo esperado”, comentó Cassiana Fernandez, analista de JPMorgan.

“Desde nuestra punto de vista, otras rebajas en la calificación más adelante en este año son posibles, ante la perspectiva negativa sobre ese país”, señaló.

Exactamente hace una semana, Standard and Poor's había rebajado la calificación de Brasil a BB, el tercer recorte en 23 meses. Moody’s acumula el mismo número de recortes, pero en un lapso de seis meses, para ubicarla en Ba2. Fitch, por otra parte, bajó la nota dos veces en los últimos cuatro meses y la sostiene en BB+.

En México, las calificaciones son A3 para Moody’s y BBB para Standard & Poor y Fitch.

La diferencia entre ambos países ha sido marcada en el mercado y en la economía desde hace varios trimestres, afirman analistas.