Mercados

Remesas a México pierden 7.3% de su poder adquisitivo en 2013

Los ingresos por remesas familiares a México registraron una caída acumulada de 3.8 por ciento en términos de dolares en el pasado año, la cual se vio amplificada al convertirlos a pesos.
Esteban Rojas
04 febrero 2014 9:8 Última actualización 04 febrero 2014 10:10
[Dólar tiene ligero declive frente al peso mexicano en el mercado intercambiario al cotizarse en 13.181 pesos por unidad. / Bloomberg]  

[Dólar tiene ligero declive frente al peso mexicano en el mercado intercambiario al cotizarse en 13.181 pesos por unidad. / Bloomberg]

Los ingresos provenientes del exterior por concepto de remesas familiares, La segunda fuente de divisas del país, mostró un mejor comportamiento a partir de agosto del año pasado, pero fue insuficiente para evitar que el acumulado reportara números negativos.

De acuerdo con información del Banco de México, en el pasado diciembre, los ingresos de remesas fueron por mil 798 millones de dólares, lo que implicó una alza de 5.5 por ciento a tasa anual. En cifras acumuladas, en el año pasado ascendieron a 21 mil 597 millones de dólares, implicando una caída de 3.8 por ciento con respecto al 2012.

Al bajo desempeño de los ingresos en dólares, se le sumó un comportamiento del tipo de cambio promedio menor, lo cual dio como resultado que las personas que recibieron ingresos por remesas tuvieran una merma en su poder adquisitivo en pesos, de 7.3 por ciento de manera acumulada en el 2013.


En términos de la evolución del poder adquisitivo en moneda nacional, las remesas experimentaron su peor comportamiento desde el 2010.

La recuperación de la economía estadounidense, particularmente en el sector de la construcción, fue insuficiente para generar una mayor demanda de trabajares mexicanos.

A la lenta recuperación del empleo y los salarios, se le sumaron controles migratorios más estrictos, contribuyendo a una menor generación de ingresos susceptible de ser enviados al país.

Entre los estados de la República que más dependen de los ingresos por remesas se encuentran Michoacán, Guanajuato, Jalisco, México, Puebla y Oaxaca. En tanto entre los menos dependientes son Baja California Sur, Campeche, Quintana Roo y Tabasco.

El mayor dinamismo estimado para la principal economía del mundo, permite esperar que los ingresos por remesas a México tendrán un mejor comportamiento en el presente año.