Mercados

¿Qué pretende el Banco Nacional Suizo al liberar el franco?

La medida anunciada hoy es de gran relevancia, aunque un tanto técnica y por lo tanto difícil de aterrizar; en el fondo, es un paso anticipado a lo que pueda anunciar la semana siguiente el BCE
Antonio Sandoval
15 enero 2015 13:46 Última actualización 15 enero 2015 15:16
Ginebra, Suiza (Foto: Bloomberg/Archivo)

Ginebra, Suiza (Foto: Bloomberg/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- El Banco Nacional Suizo sorprendió este jueves con dos medidas atípicas en una institución como la del país helvético.

En primera instancia, bajó la tasa de interés para depósitos en la banca comercial, al colocarla en en menos 0.75 por ciento, desde un previo de menos 0.25 por ciento. 

Adicionalmente, eliminó la tasa de cambio fija de 1.20 francos suizos por euro, es decir, "liberó" al franco suizo, con lo que serán los mercados los que fijen el precio.

El franco suizo se convirtió en una de las monedas de refugio debido a la incertidumbre financiera en la región europea en particular, y en el resto del mundo en general.

Según cifras del propio Banco Central Suizo, en los últimos 4 años las reservas monetarias del país se dispararon desde 100 mil hasta 450 mil millones de francos, unos 352 mil 400 millones de dólares al tipo de cambio promedio de 1.135 francos por dólar.

La medida tiene una solo intención y muchas aristas; el objetivo es proteger a Suiza de una avalancha de dinero en caso de que el Banco Central Europeo haga válidos los pronósticos y anuncie la semana siguiente el inicio de estímulos cuantitativos con la compra de bonos soberanos, es decir, inyección de liquidez en los mercados para estimular el crecimiento económico.

Al ser un refugio por naturaleza, se teme que una reacción inicial sea la llegada de capitales a Suiza para protegerse de la eventual volatilidad financiera que provocará la medida del BCE, sobre todo en el contexto de debilidad económica.

El sobrecalentamiento de la economía es lo que busca impedir el banco suizo; la medida es una estrategia preventiva, antes de que el BCE anuncie lo que en opinión de cada vez más analistas es inminente.

La medida abre la puerta para que los capitales busquen otros refugios en un inicio, ¿México será uno de ellos?.