Mercados

WTI se dispara 27% en 3 sesiones, mayor ganancia desde 1990

El precio del crudo WTI ligó tres jornadas de alzas consecutivas y acumuló un avance de 27%, su ganancia más alta desde agosto de 1990, en el clímax de la crisis del Golfo Pérsico.
Redacción
31 agosto 2015 8:28 Última actualización 31 agosto 2015 16:4
[El convenio más activo del crudo WTI, para entrega en febrero, descendió 67 centavos de dólar para cerrar en 91.66 dólares./Bloomberg]

[El convenio más activo del crudo WTI con liquidación en marzo aumentó 1.69 dólares a 97.41 dólares por barril./Reuters]

Los precios del petróleo  se dispararon por tercera jornada consecutiva, acumulando una ganancia de 27 por ciento en dicho periodo, su mayor incremento desde 1990.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el contrato del crudo WTI para entrega en octubre subió 8.80 por ciento, a 49.20 dólares el barril, su cierre más alto desde el 21 de julio. En el mes, el contrato cerró con una ganancia del 4.21 por ciento.

El precio del crudo WTI ligó así tres jornadas de avances consecutivos acumulando un alza de 27 por ciento, su ganancia más alta desde agosto de 1990, cuando Irak invadió Kuwait.

El repunte de este lunes, superior a 8 por ciento, estuvo asociado a la expectativa de que la OPEP estaría dispuesta a hablar con productores para lograr precios justos.




En las operaciones electrónicas del mercado de Londres, el convenio del crudo Brent para ese mismo mes cerró con un avance de 8.2 por ciento, a 54.15 dólares por barril; en las tres sesiones previas acumularon una ganancia de 26 por ciento.

El exceso de oferta está afectando los precios del barril. La OPEP pronostica un sobreabastecimiento de más de 2 millones de barriles por día en el mercado debido a la mayor producción de miembros como Arabia Saudita e Irak.

Por ese motivo, la OPEP ha reconocido su intención de reunirse con los principales productores para establecer precios justos de petróleo.

Además, un posible incremento en las tasas de interés en Estados Unidos debería darle apoyo al dólar, encareciendo las materias primas -como el crudo- para los tenedores de otras divisas.