Mercados

WTI profundiza caída
a mínimos de 6 años
y acecha soporte
de 40 dólares

Los precios del petróleo texano ampliaron su tendencia negativa, cayeron 4.4% y cerraron en un mínimo de más de seis años, cerca del soporte de los 40 dólares, en medio de permanentes señales de una oferta abundante.
Redacción
19 agosto 2015 7:52 Última actualización 19 agosto 2015 15:35
ME Sierra Oil & Gas

Crudo WTI rebota desde mínimo de 6 años.

Los precios del petróleo texano ampliaron el miércoles su espiral negativa a mínimos de más de seis años, cerca del soporte clave de los 40 dólares, afectados por las cifras cada vez más abundantes que constatan un mercado sobreabastecido.

Los precios del petróleo profundizaron su caída el miércoles tras datos del gobierno de Estados Unidos que mostraron un inesperado incremento en las existencias de crudo en ese país.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el contrato del crudo WTI para entrega en septiembre --que expira el jueves-- perdió 4.4 por ciento a 40.80 dólares por barril, después de caer en las operaciones intradía a un mínimo de 40.46 dólares, su menor cotización desde el 2 de marzo de 2009.



El contrato para octubre perdió 1.87 dólares a 41.27 dólares el barril.

El petróleo texano acumula una caída de 31 por ciento en las últimas siete semanas de baja, debido a la expectativa de un mercado bien abastecido.

En el mercado de Londres, el convenio del crudo Brent con liquidación en octubre retrocedió 3.4 por ciento a 47.16 dólares el barril.

Las existencias de crudo en Estados Unidos subieron 2.6 millones de barriles, frente a la previsión de una caída de 820 mil barriles, a 456.21 millones de barriles la semana pasada, de acuerdo con información de la Administración de Información de Energía (EIA).

En tanto, los inventarios de crudo en Cushing, Oklahoma, el punto de entrega de los contratos en Estados Unidos, subieron 326 mil barriles, a 57.44 millones.

La producción de crudo en Estados Unidos se encuentra en niveles récord y los costos de los productores parecen estar cayendo, sin que se hayan anticipado disminuciones en la extracción.