Mercados

Barril de crudo se dispara 4% al cierre, su mayor alza diaria en el año

Los precios del crudo subieron más de un dólar por barril desde mínimos de 12 años, en su mayor aumento diario del año, debido a que el alza de los mercados financieros dio motivos a los operadores pesimistas para tomar ganancias sobre posiciones cortas récord.
Guadalupe Hernández
21 enero 2016 8:32 Última actualización 21 enero 2016 14:59
[Bloomberg] El WTI cotizaba en 95.85 dólares, mientras que la OPEP finalizó el viernes en 110.20 dólares.

[Bloomberg] El WTI cotizaba en 95.85 dólares, mientras que la OPEP finalizó el viernes en 110.20 dólares.

Los futuros del petróleo repuntaron con fuerza este jueves y anotaron su mayor alza porcentual diaria en lo que va del año, luego de registrar su cierre más bajo en más de 12 años en la sesión previa.

Una recuperación de los mercados de acciones europeos y estadounidenses por las expectativas de una política monetaria más expansiva en Europa imprimieron mayor fuerza a los precios del petróleo y dejaron en segundo plano las cifras de las cifras de inventarios de crudo en Estados Unidos.

El barril de petróleo tipo Brent del Mar del Norte para entrega en marzo subió 1.37 dólares por barril, o 4.9 por ciento, hasta terminar en los 29.25 dólares en el Intercontinental Petroleum Exchange (ICE) de futuros de Londres.

El contrato cayó 3.1 por ciento a 27.88 dólares el miércoles, el más bajo desde noviembre de 2003.


En la Bolsa Mercantil de Nueva York, el crudo estadunidense West Texas Intermediate (WTI) para entrega en marzo ganó 1.18 dólares por barril, es decir, 4.2 por ciento, para terminar en 29.53 dólares el barril.

El contrato de febrero expiró el miércoles en 26.55, su cierre más bajo desde mayo de 2003. En las operaciones intradía, el contrato tocó brevemente los 30 dólares por barril, al subir hasta un 6.17 por ciento

Los precios no vacilaron tras la publicación de datos que mostraron un alza mayor a lo previsto de las existencias de crudo y gasolina que ya operaban a niveles récord. En vez de eso, el reporte dio pie a compras entre operadores que temían cifras peores.

Los operadores, en cambio, se centraron en el dato específico de la caída de los productos destilados.

En la semana cerrada el 15 de enero los inventarios de crudo subieron 4 millones de barriles para quedar en 486.500 millones, cifra mayor a los 2.2 millones de barriles que esperaban los analistas, informó la Agencia Internacional de Energía (AIE).

La cifra oficial es, sin embargo, menos decepcionante de la previsto por la federación profesional American Petroleum Institute (API) que auguraba un incremento de .6 millones de barriles.

Las reservas de gasolina nuevamente registraron una fuerte alza de 4.6 millones de barriles, mucho menos de los 1,9 millones de barriles estimados por Bloomberg y levemente menos de lo previsto por API (4.7 millones).

En contrapartida, los stocks de destilados dieron una sorpresa positiva para los mercados al bajar en un millón de barriles. Analistas preveían un incremento de 800 mil barriles y la API esperaba que aumentaran 1.5 millones.