Mercados

Petróleo mexicano, en su nivel más bajo en cuatro semanas

La crisis desatada por el rompimiento de relaciones entre Catar y cuatro naciones de Medio Oriente influyó para que la mezcla mexicana de exportación bajara 0.7 por ciento, en línea con lo observado en los referenciales Brent y WTI.
Redacción
05 junio 2017 18:1 Última actualización 05 junio 2017 21:59
Pemex, Golfo de México

(Bloomberg)

La mezcla mexicana de petróleo cayó 0.7 por ciento en la primera sesión de la semana en línea con el comportamiento de los crudos referenciales, luego que el conflicto entre Catar y otros países productores de Medio Oriente levantó dudas sobre que tanto podrá afectar el acuerdo de producción alcanzado por la OPEP el pasado 25 de mayo.

En esta ocasión, el precio del petróleo de exportación de Pemex se fijó en 42.97 dólares por barril, luego de registrar una baja de 29 centavos frente a los 43.26 dólares con que terminó la semana anterior.

El nivel alcanzado este lunes es su nivel más bajo en cuatro semanas y fue reflejo de la caída de 0.96 por ciento en el petróleo Brent, al concluir en 49.47 dólares el barril; por su parte, el WTI perdió 0.54 por ciento para cotizarse en 47.40 dólares. Estos precios son sus niveles más bajos en tres semanas.

La noticia que afectó los precios del petróleo fue la ruptura de relaciones diplomáticas entre Catar y cuatro naciones árabes, entre las que destaca Arabia Saudita. Si bien Catar es un productor considerado como pequeño, esta nación estaba comprometida con una reducción de 30 mil barriles diarios en su acuerdo para disminuir la oferta de petróleo del cartel.

Sin embargo, bajo las nuevas condiciones por la que atraviesan los productores de crudo de Medio Oriente los analistas ven riesgos para que se alcancen las metas fijadas por la OPEP hasta marzo de 2018.

De hecho, este conflicto se da en vísperas de que se den a conocer los últimos datos de producción de la OPEP y las expectativas apuntan a un aumento de un millón de barriles diarios durante mayo, luego de que entre febrero y abril el cartel observó una reducción en su plataforma de producción.

A su vez, se agregan las presiones de una mayor oferta por parte de otras naciones como Sudán del Sur que anticipa perforar 30 nuevos pozos, lo que podrá elevar la oferta de petróleo.

Pero la atención de los analistas está sobre Estados Unidos. Al cierre de la semana anterior la compañía de servicios petroleros Baker Hughes informó que la semana que terminó el 2 de junio entraron en operación 11 nuevos pozos, con lo que hiló su semana 20 con aumentos consecutivos.