Mercados

Petróleo mexicano cae pese a reducción de inventarios

La mezcla mexicana de exportación acumula una baja de 3.17 dólares por barril en las últimas cuatro sesiones, de la mano de la caída registrada por los referenciales WTI y Brent.
Redacción
31 mayo 2017 18:3 Última actualización 31 mayo 2017 18:25
Pemex, Golfo de México

(Bloomberg)

La mezcla mexicana de exportación cayó este miércoles 2.67 por ciento, en línea con el comportamiento observado por los referenciales internacionales. Los precios reaccionaron a un escenario de mayor oferta de crudo a nivel mundial, esto aun con el recorte de producción vigente de la OPEP.

En esta ocasión, el precio del petróleo mexicano se fijó en 43.67 dólares por barril, esto es, una baja de 1.20 dólares en comparación con su nivel precio. En las últimas cuatro sesiones, el petróleo de Pemex acumula una reducción de 3.17 dólares por barril, desde un máximo de 46.84 dólares.

En los mercados internacionales, el precio del referencial Brent cerró la jornada en 50.31 dólares el barril, tras una reducción del 2.95 por ciento; por su parte, el WTI llegó a un mínimo de tres semanas de 48.32 dólares, tras perder 2.7 por ciento.

Lo que mantuvo a la baja los precios del petróleo fue la noticia del aumento en los niveles de extracción de crudo de Nigeria y Libia, países que, si bien son miembros de la OPEP, estuvieron al margen del acuerdo para reducir sus niveles de extracción de crudo.

La últimas cifras de la Corporación Nacional de Petróleo (NOC, por sus siglas en inglés) reportan que la plataforma de extracción de Libia alcanzó un máximo de 827 mil barriles de petróleo diarios, superando su marca de los últimos tres años de 800 mil barriles.

Por lo que respecta a Nigeria, las cifras de abril muestran que su producción de petróleo llegó a un millón 484 mil barriles diarios y las expectativas apuntan que para junio llegue a los 2.2 millones de barriles diarios.

Para los analistas, estos incrementos ponen a prueba los acuerdos alcanzados la semana anterior por el resto de los países miembros de la OPEP y los productores independientes, encabezados por Rusia, en el sentido de que el recorte de la producción acordada, de 1.8 millones de barriles diarios hasta marzo de 2018, podrá reducir los abultados inventarios de crudo.

De manera preliminar, el Instituto Americano del Petróleo (API, por sus siglas en inglés) reportaron que los inventarios de crudo cayeron 8.7 millones de barriles en la semana que finalizó el 26 de mayo, dato que superó ampliamente las expectativas de 2.5 millones de barriles.

Para el jueves se darán a conocer los datos de inventarios por parte de la Administradora de Información de Energía de Estados Unidos (EIA por sus siglas en inglés), en donde la atención estará en los inventarios de crudo y en el de las gasolinas.