Mercados

Inventarios en EU congelan ganancias
en petroprecios

El barril de crudo en ambos lados del Atlántico cayeron al final de hasta un 3.7%, lo que limitó sus ganancias al final de la semana. El crudo Brent cerró la semana con una ganancia de 1.0%, mientras que el WTI registró una marginal caída de 0.8%. 
Redacción
19 febrero 2016 8:33 Última actualización 19 febrero 2016 15:1
petróleo ME

petróleo ME

Los precios del petróleo se hundieron al final de la sesión, con el precio del WTI cayendo por debajo de los 30 dólares, mientras que el Brent se alejó de un máximo intradía  alcanzado en la semana para terminar en los 33 dólares.

El barril cedió las ganancias después que las reservas de crudo en Estados Unidos alcanzaron su mayor nivel en más de ocho décadas, coincidiendo con nuevos datos que dan cuenta de una disminución en las plataformas de crudo en el país norteamericano.

Así, el contrato para el crudo Brent para entrega en abril cayó 3.7 por ciento y se negoció en 33.01 dólares por barril, dejando atrás el máximo intradía de 35.47 dólares que alcanzó el jueves.  En la semana, los precios cayeron 1.0 por ciento.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), el barril de crudo WTI para entrega en marzo, que expira el lunes, perdió 3.7 por ciento, para cerrar en 29.64 dólares. Los precios aumentaron 0.7 por ciento en cinco días.


Por su parte, los contratos de gasolina para entrega en marzo bajaron 1 centavo y cerraron en 0.96 dólares el galón, mientras que los de gasóleo de calefacción con vencimiento en ese mismo mes cedieron 5 centavos y quedaron en 1.03 dólares el galón.

En tanto, los contratos de gas natural para entrega en marzo bajaron 5 centavos y quedaron en 1.80 dólares por cada mil pies cúbicos.

El descenso de hoy coincidió con el dato facilitado por la firma privada Baker Hughes sobre una caída semanal de 26 plataformas petrolíferas que operan en Estados Unidos, hasta 413, menos de la mitad de las que había hace un año por estas fechas, que eran 1.019.

Se trata del noveno descenso semanal consecutivo en el número de plataformas que están operando en Estados Unidos.

Los precios internacionales del crudo vienen cayendo desde el segundo semestre de 2014, lo que ha generado problemas para los yacimientos de Estados Unidos que tienen los costes de explotación más elevados.