Mercados

Barril de crudo se dispara 5% en tres días

El petróleo ligó tres sesiones de avances consecutivos  y borraba pérdidas previas que registró tras la publicación de datos que mostraron una enorme acumulación de inventarios de crudo en Estados Unidos a máximos históricos.
Redacción
02 marzo 2016 8:29 Última actualización 02 marzo 2016 15:4
barril de petróleo

barril de petróleo (Bloomberg)

Los futuros del petróleo ligaron tres días de ganancias consecutivas, a pesar de que se anunció un nuevo aumento semanal en las reservas de crudo de Estados Unidos a niveles récord de más de ocho décadas.

Aunque en un principio, al conocerse el dato, los precios tuvo un ligero descenso, para posteriormente tener un rebote y terminó con resultado positivo, en una reacción que los analistas atribuyeron a una corrección técnica.

El barril de crudo WTI subió 0.8 por ciento y cerró en 34.66 dólares el barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), su cierre más alto desde el 5 de enero.

El precio de hoy se acerca al máximo del año anotado hasta ahora, precisamente en la primera sesión de 2016, cuando alcanzó los 36.76 dólares.

Por su parte, los contratos de gasolina para entrega en abril subieron 1 centavo y cerraron en 1.31 dólares el galón, mientras que los de gasóleo de calefacción con vencimiento también en abril subieron 1 centavo y quedaron en 1,11 dólares el galón.

En Londres, el convenio del crudo Brent para entrega en mayo ganó 12 centavos por barril, para terminar en 36.93 dólares. El martes, el contrato se negoció en 37.25 dólares por barril, su cotización más alta en casi dos meses.


Ambos contratos, sumaron su tercera jornada de avances, donde acumulan una ganancia de 5.21 por ciento en el crudo Brent, mientras que en el referencial del WTI el avance es de 5.73 por ciento.

El Departamento de Energía informó este miércoles que las reservas de crudo en Estados Unidos aumentaron en 10.4 millones de barriles la semana pasada y se situaron en 518 millones.

Este aumento fue superior a lo que esperaban los analistas, y sitúa el nivel en cifras no vistas en más de ocho décadas.