Mercados

Petróleo a 45 dólares no "salvará" a compañías de la bancarrota: expertos

La cifra de bancarrotas se ha acelerado ya que a las empresas con déficit de liquidez les está resultando casi imposible captar financiación. Las compañías energéticas prácticamente no tienen acceso al mercado de bonos de alta rentabilidad.
Bloomberg
13 mayo 2016 14:30 Última actualización 13 mayo 2016 15:7
Enseñan en 3D cómo apagar un incendio en plataforma petrolera

Siemens creó un juego en 3D para capacitar a sus empleados antes de llegar a la plataforma, el cual consiste en ir resolviendo misiones o situaciones que usualmente se presentan dentro de las plataformas petroleras.

Tres bancarrotas esta semana ponen de manifiesto que un precio del petróleo de 45 dólares el barril no basta para rescatar a compañías energéticas que están al borde del colapso.

Desde principios del año pasado, 130 compañías productoras y de servicios de petróleo y gas en Norteamérica se han declarado en quiebra tras acumular una deuda de casi 44 mil millones de dólares, según el bufete de abogados Haynes & Boone.

La cifra no incluye Chaparral Energy Inc., Penn Virginia Corp. y Linn Energy LLC, que se han declarado en quiebra esta semana con una deuda conjunta de 11 mil millones de dólares.

Al menos cuatro empresas del sector del petróleo y gas- con una deuda de más de 8 mil millones de dólares - están próximas a un impago, entre ellas Breitburn Energy Partners LP y SandRidge Energy Inc.

La cifra de bancarrotas se ha acelerado ya que a las empresas con déficit de liquidez les está resultando casi imposible captar financiación. Las compañías energéticas prácticamente no tienen acceso al mercado de bonos de alta rentabilidad, los bancos están recortando las facilidades de crédito y las ventas de activos se han desacelerado.

“No creo que el modelo de las empresas de energía y petróleo en Norteamérica sea rentable, y no creo fuese rentable incluso a 80 dólares o 100 dólares el barril”, señaló Jim Chanos, fundador y director de Kynikos Associates, en una entrevista con Bloomberg TV el jueves. “Está claro que no es rentable a 45 dólares el barril”.

Hay más empresas en dificultades, ahogadas por el peso de una deuda enorme. SandRidge Energy, que debe 4 mil 130 millones, anunció en su informe financiero anual que las auditoras han puesto en duda la capacidad de la compañía para seguir operando.

La empresa ha aplazado el anuncio de resultados correspondientes al primer trimestre citando negociaciones con los acreedores sobre una “posible operación de reestructuración general”. Breitburn, con un endeudamiento de 3 mil millones, incumplió el pago de intereses en abril y está negociando con los acreedores.

W&T Offshore debe casi mil 500 millones de dólares y ha sobrepasado el límite de su línea de crédito, que fue recortado desde los 350 millones de dólares a 150 millones de dólares en marzo. La empresa ha dicho que devolverá el préstamo en tres pagos mensuales.

Connacher Oil and Gas Ltd. anunció a los acreedores que se está preparando para una bancarrota mientras sigue buscando la manera de evitar un impago, según dos fuentes familiarizadas con el asunto.

Lisa Elliott, portavoz externa de W&T, no quiso hacer comentarios sobre si la empresa está próxima a un impago.

Si bien algunas compañías en dificultades no van a salir de apuros con un precio de 45 dólares el barril, otras operadoras más eficientes alcanzarán la rentabilidad en los 50 dólares, dijo Subash Chandara, analista de Guggenheim Securities en Nueva York.

Las empresas que podrán aprovechar mejor el alza en los precios serán las que tienen superficies en la formación de shale de Bakken en Dakota del Norte, en la de Permian en Texas o en las prospecciones de Scoop and Stack en Oklahoma.