Mercados

Peso tiene su peor enero desde 1995

La moneda mexicana cierra con fuerza el mes, apoyada por el crecimiento económico local, y el retraso en el alza de las tasas de la Fed, aunque no logra evitar tener su peor enero en 21 años. 
Esteban Rojas
29 enero 2016 13:43 Última actualización 29 enero 2016 14:27
peso dolar

(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- El peso le ganó terreno al dólar en las últimas cuatro sesiones, pero no pudo evitar perder la “carrera” en enero, al acumular un caída de 5.43 por ciento.

Esta cifra implica su peor desempeño para un mismo mes desde 1995, cuando fue de 12.62 por ciento.

El dólar interbancario cerró este viernes en 18.146 unidades a la venta, una pérdida de 1.13 por ciento, respecto al cierre del jueves, según datos del Banco de México. Es su peor nivel desde el pasado 14 de enero.

El billete verde en ventanilla o al menudeo se vende en 18.45 unidades, de acuerdo con cifras de Banamex.

La moneda nacional acumula una ganancia de 2.27 por ciento en cuatro sesiones consecutivas, lo que representa su mayor ciclo de recuperación desde el terminado el 9 de octubre del 2015 y que marca el potencial de recuperación que le puede quedar al peso, en dado caso de que las condiciones internacionales lo permitan.

Las medidas aplicadas en Japón, lo que se espera de China y la postergación un nuevo aumento en la tasa de referencia por parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos, son factores que ayudan a mantener la liquidez en el mercado internacional y la competitividad de las inversiones en pesos.

En México, se reportó que la actividad económica tuvo un mejor desempeño que su principal socio comercial, lo que genera una mayor confianza.

El Producto Interno Bruto (PIB) de México aumentó 2.5 por ciento en el cuarto trimestre, mejor que el 2.3 por ciento esperado en promedio por el mercado. En tanto que en los Estados Unidos, la actividad económica en el mismo periodo subió un anémico 0.7 por ciento, marginalmente menor al 0.8 por ciento estimado.

La moneda nacional también se ve apoyada por la prolongación en la recuperación de los precios del petróleo.

El crudo tipo West Texas Intermediate sube 0.75 por ciento a 33.47 dólares por barril, mientras que el Brent aumenta 2.42 por ciento a 34.71 dólares.

El dólar aumenta 0.96 por ciento frente a una canasta de seis divisas, lo que limita el potencial de apreciación del peso.

Las señales para el peso han mejorado, habrá que ver ahora si tiene la fuerza suficiente para que el tipo de cambio logre cotizar por debajo de la barrera clave de 18 unidades a la venta, en el mercado de mayoreo.