Mercados

El peso tiene su peor semana desde la crisis del 2008

El billete verde se subió al carro de la 'montaña rusa' este viernes. Moderó sus ganancias previo a una conferencia de prensa de Hacienda, para luego rebotar tras no anunciarse medidas especiales.
Esteban Rojas
11 noviembre 2016 8:5 Última actualización 11 noviembre 2016 13:46
peso caída libre

peso caída libre. (Especial)

CIUDAD DE MÉXICO.- Este viernes la moneda mexicana siguió deslizándose dentro de un tobogán, alcanzando un nuevo mínimo histórico, debido al nerviosismo de los inversores tras la elección de Donald Trump como próximo presidente de Estados Unidos y el débil desempeño del petróleo

Banco de México informó que el dólar spot cerró este viernes en 20.9475 unidades, con lo que sumó su tercer máximo histórico consecutivo. En el día, el peso retrocedió 41.75 centavos, equivalente a 2.03 por ciento.

En ventanilla, el dólar se vende en 21.20 unidades, mayor a las 20.80 del cierre del jueves, según datos de Citibanamex.

En la semana, el peso acumuló un desplome de 10.04 por ciento, la mayor caída para un periodo similar desde el 10 de octubre del 2008, en pleno estallido de la crisis economía mundial.

Comparativamente, la moneda mexicana también registró su peor desempeño semanal en el mundo.

El segundo y el tercer lugar correspondieron al rand sudafricano y al real brasileño con caídas de 5.02 y 4.79 por ciento, en cada caso.

El dólar ha estado en un vaivén este viernes, llegando a 21.38 pesos en la madrugada en el mercado interbancario, y un mínimo de 20.60 pesos previo a una conferencia que dio el Secretario de Hacienda, José Antonio Meade.

El funcionario reiteró que el Gobierno no aplicará de manera inmediata medidas tras el impacto en los mercados por el triunfo en la elección presidencial estadounidense de Donald Trump.

Meade afirmó que una intervención local no tendría impacto, ya que las reacciones son de carácter global.

Luego de la conferencia, el peso rebotó desde el mínimo de la sesión.



La moneda mexicana está siendo particularmente golpeada por la incertidumbre de lo que pueda pasar con el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, con la llegada a la presidencia de Estados Unidos de Donald Trump.

En el día, el peso se ve también afectado por la debilidad en los precios del petróleo.

El West Texas Intermediate baja 2.71 por ciento a 43.43 dólares por barril, mientras que el Brent retrocede 2.31 por ciento a 44.79 dólares.

El índice dólar que mide el comportamiento del billete frente a una canasta de seis divisas sube 0.24 por ciento. 

En la última jornada de la semana, algunos bancos centrales como los de la India e Indonesia intervinieron para apoyar a sus respectivas monedas, mientras que el de Malasia anunció la posibilidad de hacer lo mismo en caso de extrema volatilidad.

En México, la Comisión de Cambios sigue en modo de espera. En la próxima semana es posible que el Banco de México pueda incrementar su tasa de referencia, por el riesgo que representa un mayor precio del dólar para la inflación.

Entre el ‘arsenal’ de medidas disponibles no se debe descartar la venta de dólares por parte del Banco de México, en caso de una mayor volatilidad, aunque sin perseguir defender a un nivel determinado nivel del tipo de cambio.

Las mayores tasas de interés en el mundo también representan un riesgo, debido a que tiende a restar competitividad a la inversiones en pesos. Esta situación, se puede agudizar si la Fed decide aumentar el costo del dinero en su reunión del próximo diciembre.​