Mercados

Peso, con máxima confianza en 3 años

La debilidad del dólar en el mercado internacional, la expectativa de que la Fed mantenga una política gradualista en sus tasas de interés, así como las tasas elevadas en el país han favorecido a la moneda mexicana.
Esteban Rojas
17 julio 2017 0:33 Última actualización 17 julio 2017 5:0
 [El peso ignoró la debilidad del dólar en el mercado internacional / Arturo Monroy] 

[El peso ignoró la debilidad del dólar en el mercado internacional / Arturo Monroy]

En medio de un escenario externo favorable y la perspectiva de que las tasas de interés en México tardarán un tiempo en bajar, la confianza sobre el peso mexicano en el mercado de derivados llegó a un máximo de tres años.

Las posiciones especulativas a favor de la moneda en el Chicago Mercantile Exchange (CME), que funcionan como un termómetro de la confianza, se ubicaron en 2 mil 729 millones de dólares al pasado 11 de julio, el mayor monto desde finales de julio de 2014.

Según datos disponibles en Bloomberg, las apuestas sobre el peso llevan 13 semanas con un saldo neto largo, es decir, con una perspectiva de apreciación frente al dólar.

El repunte en la confianza sobre el peso ha tenido su origen en diversos factores.

Uno de ellos es la debilidad del dólar en el mercado internacional. El billete verde se ha visto afectado negativamente por el retraso en la instrumentación del paquete de estímulos prometido por Donald Trump, a lo que se han sumado datos económicos con un sesgo de debilidad y un lento avance en la inflación.

Otro elemento relevante es la expectativa de que la Reserva Federal de Estados Unidos podría segur con una política gradualista en materia de tasas de interés. La posibilidad de que los réditos mantengan un amplio diferencial a favor de México con respecto a sus similares en Estados Unidos es una fuente de atracción de capitales del exterior.

A pesar de que los vientos han apuntado a favor del peso, las posiciones especulativas pueden cambiar de dirección rápidamente, algo que ha ocurrido en el pasado, advirtieron especialistas.

“Técnicamente el mayor riesgo es debido a altos netos largos por especuladores en futuros, recomendando por ahora usar ajustes como nuevas oportunidades de entrada a mejores niveles”, explicaron Alejandro Padilla y Juan Carlos Alderete, estrategas de divisas en Banorte-Ixe, en una nota enviada a clientes.

Otros factores de incertidumbre son la debilidad observada en el mercado petrolero y el inicio de las negociaciones para actualizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Las posiciones en el CME a favor del peso mexicano alcanzaron un máximo histórico en 3 mil 456 millones de dólares el 10 de junio del 2014, justo antes de la debacle en los precios del petróleo.

mercados


SÉPTIMO ROUND, PARA EL PESO

La moneda mexicana ligó el viernes pasado siete días de ganancias frente al dólar. El tipo de cambio spot cerró en 17.5425 unidades, su menor precio desde el 2 de mayo de 2016, según cifras del Banco de México. En ventanillas de Citibanamex, el billete verde se vendió en 17.85 unidades.

“Reiteramos nuestra postura positiva de corto plazo en el peso”, comentaron Padilla y Alderete. “Estamos optimistas y vemos un probable rompimiento del próximo soporte clave en 17.50 pesos por dólar”.

Para los especialistas, la debilidad del dólar seguirá siendo un factor a favor de la moneda mexicana.

El viernes, el índice que mide el comportamiento del dólar frente a una canasta de diez divisas, incluido el peso, perdió 0.67 por ciento, con lo cual alcanzó un nivel no visto desde el 7 de septiembre de 2016.