Mercados

Peso logra balance semanal positivo; dólar
al menudeo, en $17.12

En el día, la moneda nacional retrocedió 0.54%, con lo que el dólar interbancario cerró en 16.8225 pesos, siguiendo fundamentalmente al débil comportamiento en los precios del petróleo, pero logró terminar la semana con un avance de 0.59%.
Esteban Rojas
11 septiembre 2015 13:36 Última actualización 11 septiembre 2015 14:20
Banxico

(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- El viernes, el peso terminó en terreno negativo, aunque en la semana logró ganar 0.59 por ciento.

El dólar interbancario cerró en 16.8225 unidades a la venta, de acuerdo con datos publicados por el Banco de México. En el día, el peso retrocedió 9.0 centavos, semejante a 0.54 por ciento.

En operaciones de ventanilla o de menudeo, el billete verde se vendió en promedio alrededor de 17.12 pesos.

Los participantes del mercado cambiario nacional mostraron una postura cautelosa como respuesta al débil comportamiento en los precios del petróleo y a la espera del resultado de la reunión de política monetaria de la Reserva Federal, programada para el próximo jueves.

Los precios del crudo a nivel internacional reaccionaron negativamente, ante una reunión a la baja en las estimaciones de la importante correduría Goldman Sachs. Este movimiento se puede considerar de tipo especulativo, dado que no aportó nada nueva en torno a las condiciones del mercado.

El crudo tipo West Texas Intermediate dimunuyó 1.87 por ciento a 45.06 dólares por barril, mientras que el Brent bajó 0.53 por ciento a 48.63 dólares.

La montaña rusa observada en los precios del petróleo todavía podría extenderse, lo que será un factor que provoque altibajos en el tipo de cambio.

Los datos publicados en Estados Unidos apuntan a que, si fuera por factores internos, la Fed tendría que incrementar su tasa de referencia el próximo 17 de septiembre. Lo único que hace contrapeso es la delicada situación internacional.

Los precios al productor en la principal economía del mundo quedaron sin cambio en el pasado agosto. No obstante, quitando los elementos volátiles como la energía y los alimentos, el indicador subió 0.3 por ciento, por arriba del 0.1 esperado.

La todavía baja inflación obedece a factores de tipo coyuntural, entre los que se encuentra la caída en los precios del petróleo.

En tanto que el índice de confianza del consumidor, elaborado por la Universidad de Michigan, se desplomó a un mínimo de un año al ubicarse en 85.7 puntos en septiembre.

En lo internacional, también destacó que la moneda brasileña siguió a la baja y acercándose cada vez más a la barrera de 4.0 reales por dólar.

En México, el volumen de producción industrial aumentó un anémico 0.7 por ciento en el pasado julio, pero mejor al 0.5 esperado en promedio por el mercado.

La actividad industrial está más estrechamente ligada al sector exportador y un débil comportamiento no abona, por el momento, a una recuperación sostenida del peso.