Mercados

Personal de VW advirtió hace años de adulteración de pruebas: reportes

El periódico Frankfurter Allgemeine Sonntagszeitung publicó que el consejo de VW recibió un reporte interno que mostró que técnicos de la compañía habían advertido sobre las prácticas ilegales relacionadas con las emisiones en 2011.
Reuters
27 septiembre 2015 12:2 Última actualización 27 septiembre 2015 12:13
Prueba de motor VW

Prueba de motor VW

BERLÍN/ROMA.- Trabajadores de Volkswagen y uno de sus proveedores advirtieron hace años de la existencia un software diseñado para manipular pruebas de emisiones de gases, reportaron dos diarios alemanes, mientras la compañía intenta descubrir por cuánto tiempo sus ejecutivos supieron de la trampa.

El mayor fabricante mundial de automóviles está evaluando el costo para su negocio y su reputación del mayor escándalo de sus 78 años de historia, tras reconocer que instaló software en motores diésel para esconder las emisiones de gases.

Países de todo el mundo han iniciado sus propias investigaciones luego que se descubrió que la compañía adulteró las pruebas de emisiones de gases en Estados Unidos. Volkswagen sostiene que el software afecta a motores en 11 millones de vehículos, la mayoría de los cuales fueron vendidos en Europa.


La investigación interna de la compañía probablemente se enfocará en averiguar hasta dónde en la cadena de mando hubo ejecutivos responsables por la adulteración y por cuánto tiempo tuvieron conocimiento de ello.

El periódico Frankfurter Allgemeine Sonntagszeitung, citando una fuente en la junta de supervisión de Volkswagen, dijo que el consejo recibió un reporte interno en su reunión del viernes que mostró que técnicos de la compañía habían advertido sobre las prácticas ilegales relacionadas con las emisiones en 2011.

No se dio ninguna explicación sobre por qué no se abordó el asunto entonces.

Por separado, el diario Bild am Sonntag dijo que una investigación interna de Volkswagen reveló la existencia de una carta del proveedor de partes Bosch en 2007 que también advertía contra el posible uso ilegal de la tecnología de software que suministró. El periódico no citó ninguna fuente en su reporte.

Volkswagen no quiso comentar los detalles de los reportes de los diarios.

"Hay una investigación seria en marcha y el foco está ahora también en las soluciones técnicas, para clientes y distribuidores", dijo un portavoz de Volkswagen. "Tan pronto como tengamos hechos fiables podremos dar respuestas", agregó.

Un portavoz de Bosch dijo que los negocios con Volkswagen eran confidenciales.

Bild dijo también que Martin Winterkorn, quien renunció esta semana al cargo de presidente ejecutivo de Volkswagen, está exigiendo el pago de su salario por el tiempo que dure su contrato que se extiende hasta fines del próximo año, pero el directorio no quiere aceptar. El diario no citó fuentes.

Winterkorn recibió una remuneración de 16 millones de euros el año pasado, la más alta para cualquier presidente ejecutivo entre las grandes compañías alemanas.