Mercados

Oro liga tercera jornada de ganancias

El precio del oro se mantuvo firme antes del comunicado de la Fed, tras conocerse datos que mostraron que los pedidos de bienes duraderos manufacturados en Estados Unidos repuntaron mucho menos de lo esperado en marzo.
Redacción
27 abril 2016 15:14 Última actualización 27 abril 2016 15:15
Oro (Bloomberg)

Oro (Bloomberg)

Los precios de la onza de oro ligaron su tercera jornada de ganancias consecutivas, aunque recortó las ganancias después de que la Reserva Federal de Estados Unidos mantuvo sin cambios las tasas de interés, aunque dejó abierta la puerta a un aumento en junio.

El oro es altamente sensible a las subidas de tasas, que elevan el costo de oportunidad de tener al lingote, que no rinde intereses, al mismo tiempo que impulsa al dólar, que es la divisa en la que cotiza.

En el mercado Comex de Nueva York,  los futuros del oro para entrega en abril mejoraron 0.6 por ciento, a mil 249.20 dólares la onza antes del comunicado de la Fed.

En tanto, el precio del oro al contado avanzó 0.3 por ciento, a mil 246.65 dólares la onza.


Entre otros metales preciosos, la plata ganó 0.7 por ciento, a 17.28 dólares la onza, el platino ganó 1.3 por ciento, a mil 020.99 dólares la onza, y el paladio avanzó 1.5 por ciento, a 609.71 dólares la onza.

El oro se mantuvo firme antes del comunicado de la Fed, tras conocerse datos que mostraron que los pedidos de bienes duraderos manufacturados en Estados Unidos repuntaron mucho menos de lo esperado en marzo.

El comité de política monetaria del banco central estadounidense dijo que el mercado laboral había mejorado aún más pese a la reciente desaceleración de la economía y que se mantenía atento a la inflación.

Se esperaba que la Fed mantuviera las tasas sin cambios este mes, por lo que la atención se centró en el tono de su comunicado y cualquier insinuación sobre una fecha tentativa para futuras alzas. El banco central estadounidense elevó las tasas en diciembre por primera vez en casi una década.

Este miércoles, analistas estimaron que un descenso de la demanda de destacados consumidores asiáticos podría hacer caer más los precios del oro en el corto plazo.