Mercados

3 'nubes negras' para el peso, según BofA

El estratega de Bank of America, Claudio Irigoyen, dijo que los compradores del peso son demasiado optimistas respecto a las perspectivas para el Gobierno de Donald Trump y advirtió de tres riesgos para la moneda mexicana. 
Isabella Cota | Bloomberg
03 agosto 2017 11:12 Última actualización 03 agosto 2017 11:44
peso

peso. (Bloomberg)

Bank of America (BofA) tiene una advertencia para los inversionistas que compran el peso mexicano este año: es momento de ser cauteloso.

El estratega Claudio Irigoyen dice que la moneda está sobrevalorada tras registrar la mayor ganancia entre sus principales pares en 2017, y debería caer hasta un 3 por ciento hasta el final del año, a 18.5 pesos por dólar.

Su opinión bajista contrasta con las proyecciones alcistas de sus colegas de los bancos de Wall Street, incluidos Morgan Stanley y Wells Fargo, que predicen que al alza todavía le queda potencia.


Irigoyen opina que los compradores del peso son demasiado optimistas sobre las perspectivas para el Gobierno de Donald Trump y su iniciativa de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que podría frenar las exportaciones de las que depende la economía de México.

También prevé riesgos de un crecimiento más lento y la posibilidad de que las elecciones del próximo año puedan dar paso a un presidente que no brinde tanto apoyo a las empresas y los mercados.

"El peso fue el niño de azotes cuando el mercado consideraba una política agresiva de Trump", según Irigoyen, quien dijo que el 90 por ciento de las recomendaciones de su equipo este año han estado en el dinero. "Pero creo que el mercado fue demasiado lejos al eliminar todos los riesgos de México".

Según el estratega, estos son los tres principales riesgos que los inversionistas deben contemplar para el peso:

1. Las negociaciones del TLCAN pueden ser complejas

"Las negociaciones serán más agitadas de lo que el mercado espera", dice Irigoyen.

Los inversionistas tienen la impresión de que la renegociación será poco más que una actualización de un acuerdo de 23 años, pero las conversaciones entre los tres países podrían ser más tensas que eso.

Con los problemas que ha sufrido la agenda más amplia de Trump en Washington, es posible que quiera usar las negociaciones del TLCAN para obtener puntos políticos, y eso podría ser malo para México.

"Podrían tener un incentivo para demostrar que hicieron un gran trabajo en renegociar el TLCAN a su favor", dijo.

2. El crecimiento económico mexicano se podría desacelerar

"Vamos a comenzar a ver el efecto de la política fiscal y monetaria restrictiva en el segundo semestre" del año, dijo Irigoyen.

"El mercado se emocionó demasiado en el primer trimestre, que fue mejor de lo esperado, porque las exportaciones tuvieron un muy buen comportamiento", gracias, sobre todo, a un tipo de cambio débil a finales del año pasado.

3. El próximo presidente podría no ser amigable con el mercado


Andrés Manuel López Obrador, quien actualmente lidera las encuestas antes de la votación de julio de 2018, ha prometido en candidaturas presidenciales anteriores reprimir los intereses empresariales y defender el gasto social.

Más recientemente, ha prometido mantener controlada la deuda y dijo que respetaría la autonomía del Banco de México. Pero a medida que surgen otros candidatos, inevitablemente será empujado hacia el campo antiempresarial para diferenciarse, sostiene Irigoyen.

"Durante años ha competido en el lado izquierdista", dijo el estratega. "Es bastante difícil pensar que él crea que el país se debe dirigir desde el centro".

: