Mercados

A 10 años de su creación, gobiernos estatales violan Ley de Contabilidad: IMCO

En Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) reveló que que el gasto en comunicación social registró el más alto crecimiento, ya que los estados desembolsaron 5 mil 534 millones de pesos, un 139% más de lo presupuestado y una cifra mayor al financiamiento público de los partidos políticos en el 2017.
Clara Zepeda
13 noviembre 2017 13:33 Última actualización 13 noviembre 2017 14:9
Funcionarios estatales resentaron el programa para jóvenes

Funcionarios estatales resentaron el programa para jóvenes

CIUDAD DE MÉXICO.- A 10 años de su aprobación de la Ley General de Contabilidad Gubernamental, los gobiernos estatales presentan un desorden financiero, al subestimar los ingresos, gastar más de lo presupuestado en comunicación social y endeudarse más de lo planeado, confirmó este lunes el Índice de Información del Ejercicio del Gasto 2017 (IIEG).

De acuerdo con el IIEG, elaborado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), las entidades federativas gastaron 223 mil 726 millones de pesos adicionales a lo presupuestado en el 2016, lo que representó un incremento de 14 por ciento de lo aprobado (cifra equivalente al saldo de la deuda de 26 estados por 212 mil 136 millones  de pesos.

"El gasto en comunicación social registró el más alto crecimiento, ya que los estados desembolsaron 5 mil 534 millones de pesos, un 139 por ciento más de lo presupuestado y es una cifra mayor al financiamiento público de los partidos políticos en el 2017 por 4 mil 59 millones de pesos", reveló Manuel Guadarrama, coordinador de Finanzas Públicas del IMCO.

Ante ello, Juan Pardinas, director general del IMCO, afirmó que el gasto en comunicación social va a ser más grave, en donde la propaganda gubernamental se volverá más complicada en el futuro, primero por la reelección y luego porque van a querer más spot en año electoral.


En la presentación del IIEG, el directivo añadió que en un año electoral es preocupante que el Congreso mexicano dé luz verde al tema de los ingresos excedentes que van a quedar a libre disposición de las entidades federativas para hacer uso de gasto corriente.

Cuestionado sobre el riesgo de que recursos de la reconstrucción, tras los sismos de septiembre, se fueran a la cancha electoral, Pardinas consideró que el Instituto Nacional Electoral (INE) y la Auditoría Superior de la Federación (ASF) serán los encargados de monitorear los recursos.

"De ahí que es fundamental que existan los elementos contables para llevar a cabo las auditorías. Si los gobiernos estatales todavía utilizan el efectivo como buena parte de su gasto es difícil que pueda ser rastreado, va haber muchos margenes de discrecionalidad", dijo.

En tanto, el gasto burocrático que los estados ejercieron 84 mil 124 millones de pesos, representó un 16 por ciento más de lo presupuestado.

Mientras que las entidades federativas ejercieron un gasto de 10 mil 606 millones de pesos, lo que registró una caída de 9.0 por ciento a lo presupuestado, a pesar de que los gobiernos estatales aprobaron para este renglón 113 mil 777 millones de pesos y terminaron gastando 103 mil 171 millones de pesos.

El IMCO sostuvo que con los ingresos adicionales o excedentes obtenidos en 2016 por las entidades federativas equivale a 49 por ciento del saldo de la deuda estatal por 515 mil 89 millones de pesos. Es decir, se habría podido pagar el 39 por ciento de este saldo.

UNA DÉCADA Y SE INCUMPLE

Los estados tienen la obligación de publicar de forma trimestral información financiera que permite monitorear la forma en la que gastan.

A 10 años de su aprobación, los gobiernos estatales violan la Ley.

"Lo preocupante es que cómo esta diseñada la Ley y la incapacidad de cumplimiento porque portarse bien es una estupidez política porque los que se portan mal no pagan ningún precio. Entonces el abuso de los excedentes, los incentivos para presupuestar hacia abajo, de tal manera que se tenga mayor discrecionalidad sobre el manejo de los excedentes y sean más grandes, el incentivo está ahí para no cumplir con la Ley General de Contabilidad Gubernamental", sentenció el director del IMCO.

Cabe mencionar que el IIEG mide la armonización de la información sobre el ejercicio del gasto de las 32 entidades federativas y analiza la composición y variaciones del gasto a lo largo de los ejercicios fiscales 2015 y 2016.

En tanto, Juan Pablo Guerrero, director de la iniciativa global para la transparencia fiscal, el "vaso está medio vacío", pues hay entidades que están tratando de cumplir con la obligación, como Tabasco, con un cumplimiento de 86.5 por ciento, le sigue Campeche y Puebla, con 83 y 81.3 por ciento, respectivamente.

Mientras que Guerrero, Baja California Sur y el Estado de México son los menos cumplidos, con un 13.9, 25 y 37.5 por ciento, en ese orden.