Mercados

Lo que podría pasar con el peso y la BMV tras el anuncio de Moody’s

Las reacciones de la moneda mexicana y el mercado bursátil ha sido moderada en otros episodios de recorte al panorama crediticio de México.
Abraham González / Esteban Rojas
31 marzo 2016 22:6 Última actualización 01 abril 2016 5:0
Peso y bolsa

Peso y bolsa

Luego de la rebaja en la perspectiva crediticia de México por parte de la calificadora Moody’s, el peso y el principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) registraron caídas en la sesión, sin embargo, los efectos negativos podrían ser de corto plazo, de acuerdo con datos estadísticos y estimaciones de analistas.

Desde que las calificadoras dan seguimiento a las notas soberanas de México, la perspectiva crediticia ha sido rebajada en cuatro ocasiones anteriores al anuncio del jueves, sin embargo, sólo en una ocasión tuvo un efecto duradero en los mercados locales, mientras que en las otras tres el peso y la BMV registraron ganancias tanto el día del anuncio como en el mes subsecuente.

Los recortes anteriores

La primera vez que una calificadora recortó la perspectiva ocurrió en 1995, por parte de Standard & Poor’s, luego de la fuerte salida de capitales del país tras el “error de diciembre”.


En aquella ocasión, el peso y el IPC registraron alzas de 1.25 y 1.70 por ciento el día del anuncio, sin embargo, al cabo de un mes, cayeron 12.14 y 19.41 por ciento, respectivamente.

El siguiente recorte en la perspectiva crediticia ocurrió en septiembre de 1998 por parte de Moody’s. Los resultados de la sesión tras el anuncio fueron mixtos, pero poco significativos, mientras que un mes después destacó un repunte de 13.74 por ciento en el mercado accionario.

Finalmente, en noviembre y diciembre de 2009, Fitch y Standard & Poor’s rebajaron por última vez, hasta antes de ayer, el panorama de la calificación soberana, bajo el contexto de la crisis económica global. Tanto el día de los anuncios como en el mes posterior, todos los resultados fueron positivos.

De acuerdo con analistas, las reacciones en cada anuncio dependen de los fundamentales que ha tenido el país en diferentes momentos, sin embargo, ahora, el efecto también podría ser pasajero, anticipan.

“Una baja en la evaluación del panorama de México es un tache, pero no es grave”, explicó Patricia Berry, directora de Análisis Financiero de Grupo Intercam.

“Los flujos de inversión van de acuerdo con la calificación crediticia, y no con el panorama. El efecto que tuvo el anuncio sobre el tipo de cambio probablemente durará muy poco”.

Históricamente, nunca se han registrado rebajas a la calificación soberana, únicamente a la perspectiva, de acuerdo con datos de Bloomberg.

Se ‘enfría’ la recuperación

En la sesión de ayer, el peso freno su comportamiento de recuperación, al bajar 0.47 por ciento frente al dólar.

La moneda mexicana llegó tocar su mejor momento en el día en 17.13 unidades en el mercado de mayoreo, para pasar rápidamente a un máximo de 17.38 como reacción al anuncio de la calificadora. Al cierre, recuperó terreno y quedó en 17.29 unidades al mayoreo.

En ventanilla bancaria, el billete verde cerró en 17.55 unidades, también por debajo de su máximo del día.

En tanto, en el mercado accionario, la reacción también fue negativa, el caer el Índice de Precios y Cotizaciones 0.67 por ciento, a pesar de mostrar ganancias en la apertura. Con ello, el principal indicador de la BMV se ubicó en 45 mil 881.08 unidades.

“Una decepción que confirme al mercado la preocupación que ha mostrado respecto al riesgo de crédito de la empresa (Pemex) y del país tendría un efecto negativo en la moneda aunque menor al de la posible apreciación ya que el mercado está sesgado en esta dirección”, comentó Guillermo Aboumrad, analista de Finamex.

portada_mercados_web_01