Mercados

La ‘triste’ historia del peso al final de los últimos sexenios

En promedio, la caída de la moneda mexicana en los últimos 4 mandatos ha sido de 7.2 por ciento.
Clara Zepeda
17 septiembre 2017 22:18 Última actualización 18 septiembre 2017 5:0
peso

peso

El tipo de cambio del peso frente al dólar es sensible de forma particular al último año de gobierno y al inicio de los procesos electorales.

Así lo muestran datos de los últimos cuatro gobiernos, que se suman a las previsiones de los analistas sobre la carrera presidencial rumbo a 2018.

Durante el último año de la administración de Felipe Calderón, la moneda mexicana registró una depreciación de 14.9 por ciento, mientras que en el último año de Fox, la caída fue de 3.4 por ciento, según datos del Banco de México.

En el último año de gestión de Ernesto Zedillo, la depreciación del tipo de cambio fue de 1.7 por ciento, en tanto, que, en la recta final de Carlos Salinas de Gortari la caída del peso fue de 8.7 por ciento.
Así, en promedio, la caída de la moneda mexicana en los últimos 4 mandatos ha sido de 7.2 por ciento.

De acuerdo con Jorge Gordillo, director de Análisis Económico y Bursátil de CIBanco, el tipo de cambio en México podría enfrentar un aumento en la volatilidad, pues, aunado a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), habrá un proceso electoral que podría impactar a la moneda.

“Este año se contaba con muchos y relevantes riesgos internos y externos de incidencia potencial al tipo de cambio. Estos tenían a la mayoría de los analistas e inversionistas esperando un tipo de cambio más alto al observado a finales de este año. Sin embargo, hasta el momento, varios de estos eventos de riesgo han resultado positivos, pero hacia delante el panorama es incierto”, comentó Gordillo.

TLCAN, TENSIÓN ADICIONAL

Rubén Domínguez, economista en jefe de GACS, afirmó que en este momento el mercado está enfocado en el TLCAN y aún no comienza a descontar el efecto de las elecciones.

“Aún no se tiene claro quiénes serán los candidatos que competirán. Sin duda una vez que estos se conozcan y comience la etapa electoral veremos un incremento en la volatilidad del tipo de cambio por este tema”, aseguró Domínguez.

El movimiento del tipo de cambio dependerá entonces de quienes vayan a la cabeza en las preferencias electorales. Si las opciones populistas comienzan a liderar en las encuestas, veremos un incremento en la cotización del tipo de cambio por el miedo de que las propuestas de campaña se hagan realidad”, agregó.

Si los punteros son los candidatos con propuestas que fomenten la estabilidad macroeconómica y con sustento económico entonces se podría ver un mayor fortalecimiento del peso frente al dólar, consideró.

Al inicio de 2018, las elecciones se volverán el factor relevante para determinar el comportamiento del tipo de cambio en el mediano y largo plazo, previó Domínguez.

México ha sido muy cauteloso con su política monetaria y ha generado una importante protección contra la volatilidad, pero las sorpresas están fuera del alcance de las políticas, por lo que los dos riesgos que tiene el país en la mira están en el aire, dijo Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero de Base.