Mercados

Intervenciones de Banxico para apoyar el peso superan 30 mil mdd

Las ventas de divisas realizadas desde diciembre de 2014 y hasta la semana pasada representan 85% de las realizadas tras la crisis de 2008; el banco central todavía cuenta con un escudo financiero de 240 mil mdd para enfrentar las turbulencias.
Esteban Rojas
23 febrero 2016 21:5 Última actualización 24 febrero 2016 5:0
[La encuesta Banxico se realiza mensualmente entre especialistas del sector privado / El Financiero / Archivo]

[La encuesta Banxico se realiza mensualmente entre especialistas del sector privado / El Financiero / Archivo]

Los esfuerzos del Banco de México (Banxico) para evitar una mayor depreciación del peso ascendieron a 30 mil 277 millones de dólares de diciembre de 2014 a la fecha, cifra que representa 85 por ciento de las intervenciones realizadas tras la crisis de 2008.

Aunque el monto todavía es menor que el de hace ocho años, las intervenciones han sido más aceleradas, pues se han registrado en un lapso de 15 meses.

El instituto central informó ayer que durante la semana pasada el mecanismo de ventas directas totalizó dos mil millones de dólares. Esta cifra es la intervención más agresiva en el actual ciclo, iniciado en diciembre de 2014.

La última vez que Banxico realizó ventas directas de dólares se dio en febrero de 2009, cuando ofreció 620 millones en una semana.

En todo 2009, todavía bajo los efectos de la crisis, el monto total vendido por medio del esquema de venta directa fue de mil 835 millones de dólares, por debajo de los dos mil realizados en la semana pasada.

Las ventas directas de divisas por parte de la autoridad cambiaria es una forma de “golpear” a las posiciones especulativas contra el peso, es decir, de aquellas que no tienen una demanda en las necesidades reales provenientes del pago de las importaciones, de la deuda externa o del turismo.

“Las medidas anunciadas la semana pasada, a nuestro juicio, no están diseñadas para provocar una apreciación de la moneda nacional, en particular, en un entorno externo que continúa deteriorándose”, explicó Guillermo Aboumrad, director de estrategia en Finamex Casa de Bolsa.

“En este caso, lo que sí esperaríamos es mejorar en la tabla comparativa con otros países emergentes con el objeto de que refleje los mejores fundamentales de la economía mexicana”.

Después del peso argentino, que acumula una depreciación de 15.6 por ciento en lo que va del año, la moneda mexicana es la siguiente con mayor caída frente al dólar, con una baja de 5.51 por ciento, según datos de Bloomberg.

La moneda surcoreana, la colombiana e india son las siguientes emergentes más afectadas.

A pesar de las intervenciones realizadas, el escudo financiero del país, compuesto por las reserva internacionales y el crédito contingente con el FMI, asciende a 240 mil 706 millones de dólares. La venta de divisas por parte de la autoridad no busca defender a un determinado nivel del tipo de cambio. Solamente busca una operación lo más ordenada posible.

EL PESO, A LA BAJA POR EL PETRÓLEO

A pesar de las intervenciones de las autoridades monetarias, la moneda mexicana reportó ayer su primer “descalabro” frente al dólar desde que se anunciaron las medidas de ajuste por parte de la Secretaría de Hacienda y el Banxico, el pasado miércoles.

Los participantes del mercado centraron su atención en la debilidad observada en los precios del petróleo.

El billete verde en ventanilla bancaria se vendió en 18.53 unidades a la venta, con base a cifras de Banamex.

En tanto, el Banxico informó que el dólar al mayoreo cerró en 18.2075 unidades, lo que representó para el peso un retroceso de 16.05 centavos, equivalente a 0.89 por ciento.

Con este movimiento, la moneda mexicana puso un alto a cuatro jornadas en terreno positivo, en donde había acumulado una apreciación de 4.36 por ciento. Este ciclo fue el más importante de los últimos cuatro años.

En los últimos 15 meses, las autoridades monetarias han intervenido al mercado cambiario en un monto que ya se acerca al registrado tras la crisis subprime.