Mercados

IBM cierra en mínimos desde 2010 por menores expectativas de ganancias

Las acciones de la mayor compañía de servicios tecnológicos del mundo cayerón 5.75% en Nueva York, un día después que recortara su pronóstico de ganancia operativa para todo el año entre 14.75 y 15.75 dólares por acción desde los 15.75 a 16.50 dólares por acción previstos con anterioridad.
Redacción
20 octubre 2015 11:7 Última actualización 20 octubre 2015 18:37
Chip marca IBM

Chip marca IBM. (Reuters/Archivo)

Los títulos de IBM se hundieron este martes a un mínimo desde 2010 en la bolsa de Nueva York, un día después de que la multinacional estadounidense recortara su pronóstico de ganancias, lo que subraya la dificultad de la empresa para tratar de reinventarse a sí misma como una potencia en cloud computing y datos analíticos.

En el NYSE, IBM cerró con una caída del 5.75 por ciento, a 140.64 dólares por papel, su menor nivel desde el 25 de octubre de 2010, aunque durante las negociaciones este valor llegó a negociarse en un nivel mínimo de 140.27 dólares.

Con una desaceleración inminente mundial económica y un fuerte ingreso de dólares en el extranjero donde IBM obtiene la mayoría de las ventas, la compañía recortó el lunes su pronóstico de ganancias para todo el año, excepto algunos artículos, a 15.25 dólares. Eso se compara con perspectiva anterior de IBM de 15.75 a 16.50 dólares previstos con anterioridad.

El lunes, la firma estadounidense reportó una facturación en el tercer trimestre del año de 19 mil 280 millones de dólares, una cifra 13.9 por ciento inferior a la de un año antes y que extiende a 14 los trimestres consecutivos en los que la multinacional estadounidense ve caer 21.6 por ciento sus ingresos.

La última vez que registró un aumento en sus ingresos fue en el primer trimestre de 2012, cuando alcanzaron una facturación total de 24 mil 673 millones de dólares. 

Entre las principales divisiones del grupo, las ventas de la unidad de servicios tecnológicos bajaron 10.2 por ciento y los ingresos por servicios a empresas disminuyeron 13.1 por ciento, mientras la facturación por ventas de software cayeron 10 por ciento y los derivados de ventas de hardware descendieron 38.7 por ciento.