Mercados
Alejandro Frigolet. Director General Adjunto de Administración y Finanzas de Banco Interacciones

Financiar museos
en tiempos modernos

Este es un ejemplo del modelo de negocio adoptado por Banco Interacciones, que se ha especializado en atender necesidades de financiamiento de estados y municipios
Rogelio Varela
29 octubre 2015 21:15 Última actualización 30 octubre 2015 5:0
No te cambies por ahora de Afore, podrías perder dinero.

No te cambies por ahora de Afore, podrías perder dinero.

Concebido como una obra de vanguardia, tanto por su diseño innovador como por su concepto museográfico dinámico e interactivo, el Gran Museo del Mundo Maya, ubicado en Mérida, Yucatán, es el primer museo en México y Latinoamérica desarrollado bajo el esquema de Proyecto de Prestación de Servicios (PPS), y que contó con el apoyo crediticio de un banco comercial.

Banco Interacciones, que tiene como Director General Adjunto de Administración y Finanzas a Alejandro Frigolet, fue el agente estructurador de una obra que permitió amalgamar recursos públicos y privados, en una obra que ahora sirve de modelo para financiar proyectos culturales sin afectar las finanzas públicas.

Al adoptar el modelo de PPS, una variante de asociación pública-privada, el Gobierno del Estado de Yucatán pudo trasladar el peso de la inversión inicial, financiamiento, construcción y mantenimiento durante 20 años de esta obra a Grupo Hermes, empresa de reconocida trayectoria, amortizando así los diversos costos.

Este es un ejemplo del modelo de negocio adoptado por Banco Interacciones, que se ha especializado en atender las necesidades de financiamiento de estados y municipios, proyectos de infraestructura y esquemas de liquidez para pymes, que son proveedores del sector público, o bien de las ahora denominadas empresas productivas del Estado como Pemex –explica Frigolet–.

Este esquema se está replicando ahora por parte de Interacciones en lo que será el Museo del Barroco, en el Estado de Puebla, y se ha utilizado también para fondear la construcción de estadios deportivos”.

Banco Interacciones tuvo el apoyo al Banco de Comercio Exterior (Bancomext) y la Corporación Interamericana de Inversiones (CII), ya que estas obras tienen su justificación económica en la atracción de mayor turismo, tanto nacional como extranjero, al Estado de Yucatán.

Además de Banco Interacciones, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se sumó al proyecto, lo que permitió un financiamiento en tiempo récord. Incluso la revista británica Partnership Bulletin reconoció el desarrollo del museo como un proyecto innovador en materia de asociaciones público-privadas a nivel mundial, superando construcciones de países como Francia, India, Estados Unidos y Reino Unido.

El Gran Museo del Mundo Maya cuenta con cuatro salas permanentes y una temporal. Sus visitantes pueden disfrutar de una experiencia nueva y sensorial, pues su diseño promueve una comprensión diferente de todo lo que se relaciona con las costumbres del Mayab, la arqueología, la antropología e historia.

Sin duda, esta estrategia de financiamiento resulta bastante interesante, sobre todo en tiempos en que los mecenas escasean o de plano ya son cosa del pasado.

Este texto es parte de la iniciativa de los CFOs Más Innovadores de México. Para conocer más detalles visite www.cfomasinnovadores.com