Mercados

Inflación de EU pondría freno a tasas más altas para este año: Evans de la Fed

El funcionario de la Fed de Chicago, estimó que un incremento en las tasas podría ser 'apropiado' para este año, aunque preferiría que no se diera ninguno este año hasta que la inflación en Estados Unidos se fortalezca y alcance el objetivo de 2 por ciento.
Reuters
03 agosto 2016 14:0 Última actualización 03 agosto 2016 14:14
Charles Evans

(Bloomberg)

El presidente de la Reserva Federal de Chicago, Charles Evans, reiteró su visión de que sería mejor esperar hasta que la inflación en Estados Unidos alcance el 2 por ciento antes de subir el costo del crédito, o al menos hasta que la probabilidad de que avance hacia ese nivel sea mayor a la de que se mantenga por debajo.

"Creo que la economía real lo está haciendo muy bien en Estados Unidos, especialmente ante todas las complicaciones que enfrentamos", incluyendo un crecimiento más lento en Europa y China, aseguró Evans a reporteros en una entrevista colectiva en Chicago.

"Sí creo que tal vez un incremento en las tasas podría ser apropiado este año", afirmó, agregando más tarde y por separado que "no preferiría ninguno hasta que veamos que la inflación está mucho más fuerte".

La Fed, alentada por la caída en el empleo estadounidense, subió su tasa de préstamo referencial a un día en diciembre pasado por primera vez en casi una década, pero la fortaleza del dólar, una ralentización del crecimiento externo y la incertidumbre sobre el panorama económico local han evitado que se produzcan nuevos incrementos.

Los riesgos a corto plazo sobre la economía de Estados Unidos, no obstante, parecen haber cedido, de acuerdo a el último comunicado de política monetaria divulgado a fines de julio, lo que ha generado opiniones divididas sobre el curso futuro.

Evans, quien no tiene derecho a voto este año en el panel de la Fed que fija la política monetaria pero participa en las deliberaciones, por largo tiempo ha sido uno de los funcionarios que más ha expresado su postura moderada, prefiriendo mantener bajas las tasas de interés para darle más impulso a la economía.