Mercados

Estratega que acertó en Brexit advierte sobre el peso mexicano

La forma en la que el estratega financiero resultó ser tan clarividente no tuvo que ver con estar más en sintonía que sus homólogos con el ánimo de los electores en el Reino Unido.
Bloomberg
28 julio 2016 20:31 Última actualización 29 julio 2016 12:28
¿Por qué el peso es víctima de su propio éxito?

¿Por qué el peso es víctima de su propio éxito?

El 23 de junio, cuando el peso mexicano se encontraba a la mitad de su racha alcista más prolongada en dos años mientras los electores del Reino Unido parecían destinados a rechazar la propuesta de retirarse de la Unión Europea, el estratega cambiario Juan Francisco Caudillo tomó por sorpresa a sus compañeros y recomendó a sus clientes vender el peso.

El mundo sabe cómo terminó esa historia. Los inversionistas se despertaron a la mañana siguiente para descubrir que el Brexit había triunfado, después de todo. Y colegas que un día antes habían tachado de loco a Caudillo desearon haber prestado atención a su recomendación cuando el peso se desplomó 7 por ciento en cuestión de horas.

La forma en la que el estratega de Monex Grupo Financiero resultó ser tan clarividente no tuvo que ver con estar más en sintonía que sus homólogos con el ánimo de los electores en el Reino Unido, sino con ignorar el asunto por completo. En su lugar, Caudillo dijo que se basó en el análisis técnico para sustentar su opinión. Y lo que es más, algunas de las gráficas que utilizó para predecir la caída del peso están apuntando ahora a una caída todavía mayor.

“La gente está acostumbrada a usar el razonamiento lógico, causal; necesitan una explicación específica de lo que ven”, dijo desde la Ciudad de México. “Mi trabajo se basa en identificar patrones en lugar de encontrar cualquier tipo de causa detrás de cómo se comporta el mercado”.

El análisis técnico de Caudillo, que se basa en los modelos de negociación Fibonacci y armónico que tratan de predecir el comportamiento de los inversionistas e identificar patrones de mercado, muestra que la moneda mexicana rebasará los 21 pesos por dólar a finales de septiembre, 10 por ciento menos que el cierre del jueves de 18.8940.

Este pronóstico vuelve a Caudillo el más bajista entre los pesimistas. Citigroup dijo el 25 de julio que el peso podría llegar a 22 por dólar si el candidato republicano Donald Trump gana la elección presidencial de Estados Unidos en noviembre.

Aparte de eso, el peso probablemente terminará el año en torno a 18.90, dicen los estrategas de Citigroup. Credit Suisse, cuyo pronóstico del peso es el más pesimista en un sondeo de Bloomberg, pronostica que la moneda se debilitará a 20.02 pordólar.

Caudillo ha tenido la razón antes: el 19 de enero, cuando el precio del petróleo iba en caída libre, dijo en televisión por cable que el peso mexicano, que cayó 6 por ciento en las dos primeras semanas del año, se vería beneficiado por una recuperación del crudo. Pocas semanas después, el petróleo alcanzó un mínimo de 12 años y comenzó a subir, y también lo hizo el peso.

“A veces la gente no me cree” (...) Pero llevo 16 años haciendo esto y he podido incorporar herramientas que hacen que mi análisis técnico sea más eficaz”, dijo Juan Francisco Caudillo.