Mercados

Entrada de dólares a México cae 18% en 2015

Por segundo año consecutivo la economía mexicana resintió una reducción en la captación de divisas; si bien los ingresos aumentaron por exportaciones automotrices, remesas y turismo, las reducciones de la balanza petrolera e IE de cartera fueron mayores.
Esteban Rojas
25 febrero 2016 22:10 Última actualización 26 febrero 2016 5:0
Las remesas, el lado positivo en el alza del dólar

Pese al alza del dólar en los últimos 8 meses, no todas las consecuencias han sido negativas, un ejemplo de ello son las remesas, que en julio fueron de 2 mil 321 millones de dólares.

La llegada de dólares a México va a la baja. Al cierre de 2015, el país captó tanto por actividades productivas como por inversión extranjera un total 125 mil 804 millones de dólares, lo que implica un descenso de 18.4 por ciento o 29 mil 204 millones respecto a 2014.

El descenso, tanto en términos absolutos como relativos, es el mayor en al menos 20 años, desde que Banco de México homologó sus cifras sobre captación de divisas.

El total de dólares recibidos engloban la suma de las balanzas de divisas del sector automotriz, del petróleo, de turismo y de remesas, a las que se agregan los flujos netos de inversión extranjera directa y de cartera.

Al igual que otros países, principalmente emergentes, México atraviesa por una disminución en los flujos de capitales provenientes del exterior.

Hasta el año 2013 se observó una tendencia creciente, cuando la generación de divisas alcanzó una cifra sin precedente de 170 mil 479 millones de dólares, para después comenzar un declive que se ha extendido por dos años consecutivos.

EL IMPACTO AL TIPO DE CAMBIO

La menor oferta de dólares se ha reflejado de manera negativa en presiones alcistas sobre el tipo de cambio, que se unen a las recibidas por operadores especulativos y la mayor turbulencia financiera a nivel internacional.

Durante 2014, cuando la captación de dólares del país cayó 9.1 por ciento, el precio del dólar subió 12.66 por ciento. En tanto, en todo 2015, el tipo de cambio ascendió a 16.71 por ciento, mientras que las entradas de esa divisa descendieron 18.4 por ciento.

El incremento en el precio del dólar el año pasado fue el mayor desde el 2008, luego de la crisis financiera global.

LOS QUE MÁS DAN Y LOS QUE MÁS QUITAN

En el lado positivo destaca el comportamiento en la generación de divisas proveniente del sector automotriz, al haber reportado en el pasado año positivo sin precedente por un monto de 63 mil 644 millones de dólares, una aumento del 5.62 por ciento con respecto a 2014. El superávit de ese sector se ha duplicado en los últimos cinco años.

A la generación de divisas también contribuyeron el turismo y los ingresos por remesas, que acumularon balances netos por siete mil 357 y 23 mil 960 millones el año pasado, tras crecimientos de 11.42 y 5.81 por ciento, respectivamente.

En tanto, por el lado negativo, la inversión de cartera compuesta por recursos del exterior registró una caída en el pasado año por 26 mil 690 millones de dólares, equivalente a un 56.69 por ciento.

El desplome más significativo fue en el rubro de mercado de dinero, al pasar de una entrada por 23 mil 63 millones en el 2014 a solamente mil 260 millones en el año pasado, es decir, un hundimiento de 95 por ciento.

Dicho rubro contempla la compra de instrumentos como los Cetes, Bondes, Udibonos y Bondes D en el mercado local.

Además, la colocación de valores en el exterior por parte del sector privado y del gobierno mexicano también se vio mermada, al ascender a 15 mil 528 millones en el año pasado, casi 20 por ciento menos que el año previo.

El mercado accionario mexicano tampoco pudo escapar a la tendencia. En todo 2015 se captaron 3 mil 601 millones de dólares, 25 por ciento menos que en 2014.

SECTOR PETROLERO INVIERTE TENDENCIA

La baja generación de divisas se agudizó debido a que México registró su primera balanza petrolera deficitaria en la historia. En el año, las importaciones superaron a las exportaciones por 9 mil 855 millones de dólares. Diez años antes, el superávit mexicano ascendía a casi 20 mil millones de dólares.

“La balanza comercial en 2015 sufrió el menor dinamismo del sector externo, ante la desaceleración de exportaciones manufactureras y la pronunciada contracción de las petroleras”, comentó Joan Enric Domene, economista de Invex.

“El escenario internacional adverso y el bajo dinamismo de las exportaciones petroleras apoyará la persistencia de un déficit amplio. Sin embargo, el déficit se mantiene en niveles financiables”.

La menor disponibilidad de dólares en el país, entre otros factores, ha presionado al tipo de cambio. En 2015, la moneda cayó 16.71 por ciento.