Mercados

Brexit abriría 'la puerta' a un periodo de incertidumbre: Yellen

Si el Reino Unido decide salir de la Unión Europea se generaría un periodo de volatilidad financiera en los mercados que afectaría a Estados Unidos, dijo la presidenta de la Reserva Federal.
Reuters
21 junio 2016 9:32 Última actualización 21 junio 2016 12:0
Janet Yellen

Brexit daría inicio a "un período de incertidumbre y es muy difícil pronosticar su impacto", dijo Yellen. (Bloomberg)

WASHINGTON.- Una eventual salida del Reino Unido de la Unión Europea podría generar un período de "volatilidad financiera en los mercados que afectaría negativamente" a la economía de Estados Unidos, dijo este martes la presidenta del Banco de la Reserva Federal, Janet Yellen.

Durante una sesión de preguntas y respuesta tras presentar un informe ante la Comisión de Banca del Senado estadounidense, Yellen dijo que el llamado Brexit daría inicio a "un período de incertidumbre y es muy difícil pronosticar" su impacto.

Sin embargo, "podría haber un periodo de volatilidad financiera en los mercados que afectaría negativamente las condiciones y las perspectivas económicas de Estados Unidos", agregó. "Con toda certeza, eso es algo que seguiremos cuidadosamente", afirmo.

También dijo que es probable que la tasa federal de fondos probablemente se mantenga "por algún tiempo por debajo de los niveles que se espera prevalezcan en el largo plazo debido a los vientos en contra que enfrenta la economía, que incluyen la contención de la actividad económica por los acontecimientos económicos y financieros externos".

1
ENFOQUE CAUTO DE LA FED ANTE RIESGOS GLOBALES

 

Janet Yellen

Los riesgos internacionales y la posibilidad de un freno en las contrataciones en Estados Unidos requieren un enfoque cauto a la hora de subir las tasas de interés, mientras el Banco Central busca confirmación de que continúa la expansión económica del país, dijo la presidenta de la Reserva Federal.

En un testimonio preparado para la Comisión de Bancos del Senado, la jefa de la Fed, Janet Yellen, explicó cómo el curso de los funcionarios que en diciembre comenzaron el primer ciclo de ajuste monetario de Estados Unidos en 10 años fue desviado rápidamente.

Esto tuvo lugar como resultado de la desaceleración del crecimiento doméstico al comienzo del año y de una serie de eventos internacionales que incluyeron preocupaciones sobre la economía de China y el colapso del precio del petróleo.

Algunos de esos nubarrones persisten, dijo Yellen en unos comentarios que parecieron indicar que no siente una presión acuciante para disponer una segunda alza de tasas.

Antes de otra subida, sostuvo, la Fed tiene que estar segura de que el crecimiento económico estadounidense ha repuntado, que las contrataciones siguen encarriladas y que el mundo evita la potencial perturbación que podría traer una votación de Reino Unido para salir de la Unión Europea.

El referendo del 'Brexit' se desarrollará el jueves.

"El ritmo de mejora en el mercado laboral estadounidense parece haberse moderado más recientemente, sugiriendo que nuestro enfoque cauto (...) sigue siendo apropiado", dijo Yellen.

"Proceder con cautela con las subidas de la tasa de los fondos federales nos permitirá mantener en su lugar el respaldo monetario al crecimiento económico, mientras evaluamos si el crecimiento retorna a un ritmo moderado, si el mercado laboral seguirá fortaleciéndose, y si la inflación continúa haciendo avances", sostuvo.

Con una economía global floja, baja productividad en Estados Unidos y otros factores que mantienen las tasas de interés acotadas a largo plazo, Yellen dijo que la tasa objetivo de la Fed probablemente siga baja "por algún tiempo".

Las actuales proyecciones de los responsables de la Fed prevén dos incrementos de tasas este año y tres en 2017 y también en 2018, un ritmo menor que el que anticipaban en marzo.

El crecimiento del empleo promedió 200 mil por mes en el primer trimestre pero solo 80 mil en abril y mayo, una posible "pérdida de impulso", de acuerdo con un reporte de política monetaria presentado al Congreso junto con la comparecencia de Yellen.

La Fed enfrentó críticas del Congreso por su manejo de cuestiones como una filtración de información sensible hace algunos años y, más recientemente, por temas de ciberseguridad tras el robo de 81 millones de dólares de una cuenta del banco central de Bangladesh en el banco de la Fed de Nueva York.

Bajo Yellen, la Reserva Federal comenzó a subir las tasas de a poco pero también rebajó sus previsiones para la economía estadounidense, aplazó el ajuste monetario y dejó a los inversores perplejos sobre qué es lo que influye en sus decisiones en última instancia.