Mercados

Emisión de bonos corporativos se contrae casi 60% en 7 meses

Al cierre de julio de este año, la emisión de deuda privada de mediano y largo plazos en el mercado mexicano alcanzó los 57 mil 34 millones de pesos, un desplome de 59.25%, derivado de la volatilidad e incertidumbre a nivel internacional.
Clara Zepeda
25 agosto 2016 22:28 Última actualización 26 agosto 2016 5:5
gráficas, indicadores

gráficas (Shutterstock)

El monto de la emisión de deuda privada de mediano y largo plazos en el mercado mexicano ha mostrado un menor dinamismo comparado con igual periodo del año pasado.

Al cierre de julio de este 2016, los corporativos, las empresas productivas del Estado, paraestatales, los estados y municipios levantaron recursos del mercado por un total de 57 mil 34 millones de pesos.

Dicha cifra es 82 mil 945 millones de pesos menor al total de apalancamiento en los primeros siete meses de 2015, lo que representó un desplome de 59.25 por ciento en el monto de emisiones de deuda privada en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). En tanto, por cuarto mes consecutivo, el ritmo de colocaciones mensual se contrajo frente al mismo mes del año anterior.

Asimismo, el monto acumulado hasta julio de este 2016 es el más bajo en los últimos diez años.

De acuerdo con el área de análisis de Deuda Privada de Banorte-Ixe, la disminución estaría ligada a la volatilidad e incertidumbre a nivel internacional.

A julio de 2016, el 62.8 por ciento de las colocaciones en el mercado corresponde a tasa variable (TIIE28 y Cetes182) lo cual puede ser atribuido a la incertidumbre de alza de tasas de interés observada, detalló Banorte-Ixe.

Detalló que el 30.3 por ciento tuvo como referencia la tasa fija y el restante, 7.0 por ciento, a tasa fija real (Udis).

Del otro lado de la moneda, la emisión de deuda corporativa de corto plazo ascendió a 61 mil 145 millones de pesos al cierre de julio del presente año, cifra superior en un 14.9 por ciento con respecto al mismo mes de 2015. Banorte-Ixe resaltó que el dinamismo de colocaciones de corto plazo se ha mantenido durante todo el año e incluso con montos superiores a los colocados el año pasado.

Los especialistas de Banorte-Ixe destacaron que el mercado de deuda privada de mediano y largo plazo carece de impulso, los proyectos de inversión están detenidos y esperan un panorama más claro.