Mercados

Peso está subvaluado; tipo de cambio debería ser de 17 pesos: Carstens

Agustín Carstens refirió este viernes que el nivel actual del peso refleja un escenario pesimista sobre el resultado de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.
Agencias
24 noviembre 2017 9:6 Última actualización 24 noviembre 2017 9:46
Agustín Carstens

Agustín Carstens (Especial)

El titular del Banco de México, Agustín Carstens, afirmó este viernes que considera que el peso está "subvaluado" frente al dólar y que su nivel actual está incorporando el pesimismo en torno a la renegociación del Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (TLCAN).

"Yo creo que en términos generales (el peso) está subvaluado. Este año se tuvo con el presidente Donald Trump una apreciación brusca hasta 22 pesos, pero después hubo un proceso de restricción monetaria importante y una buena reacción de política fiscal”, dijo Carstens en una entrevista para Televisa.

El gobernador de Banxico explicó que el tipo de cambio está reflejando las expectativas respecto al TLCAN.

“La parte importante es saber cual será el resultado final, yo creo que el tipo de cambio está incorporando no el peor de los escenarios, pero sí está muy pesimista”, ante lo cual, expresó que un nivel sensato sería entre 17 y 18  pesos por dólar.

Agregó que desde la óptica de un economista, las ganancias para los tres países con este tratado son tan grandes, y más aún con una modernización, que “sería un poco irracional no seguir adelante”.

En cuanto al salario mínimo, explicó que el Banco de México ha alertado que si hay un aumento desproporcionado pueden pasar cuatro cosas, "una es que las empresas digan que está bien", sobre todo las grandes, que hacen exportaciones y se benefician del tipo de cambio.

En tanto que para las pequeñas y medianas empresas del sector servicios, en el mercado de los no comerciables, los salarios son una parte importante de sus costos, "entonces una de las consecuencias es que lleguen a subir sus precios".

Por otra parte, expresó, las compañías pueden decir a sus empleados que dicho nivel de salario es insostenible, lo que podría generar desempleo o aumento en el empleo informal.

"Me uno al deseo de todo mundo que quisiera un mayor salario, pero digamos, no se puede aumentar de manera sostenible el salario real simplemente por decreto”, explicó el titular de Banxico.

Con información de Bloomberg y Reuters.