Mercados

El gobierno es garante de última instancia en las Sofipos: Di Costanzo

Los ahorradores en las Sofipos, cuyo monto llegue a ser de hasta 25 mil UDIS, el equivalente a 132 mil 181 pesos, pueden estar tranquilos, dice el presidente de la Condusef
Antonio Sandoval
05 marzo 2015 13:20 Última actualización 05 marzo 2015 13:20
Condusef. (El Financiero)

Condusef. (El Financiero)

El gobierno es el garante de última instancia de los ahorradores en las Sociedades Financieras Populares, razón por la cual los inversionistas no tendrían problemas en caso de presentarse una crisis sistémica que impidiera a las instituciones pagar los ahorros con el fondo constituido, siempre y cuando no rebase el monto estipulado en la ley por un equivalente a 25 mil Unidades de Inversión (UDIS).

El presidente de la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), Mario Di Costanzo, aseguro lo anterior. También, indicó que la cobertura en el sistema es cercana al 100 por ciento y que un caso como el de Ficrea fue producto de la acción de un defraudador, más que de una acción concertada o una generalidad detectada en el gremio.

"La cobertura de las cuentas es de hasta 25 mil UDIS (aproximadamente 132 mil 181 pesos), pero resulta que el promedio del ahorro en las Sofipos es de poco más de 7 mil pesos, equivalente a mil 232 UDIS, lo que nos lleva a que más o menos el 98 por ciento de las cuentas están más que cubiertas; de hecho, la cobertura rebasa", dijo el funcionario.

Por lo tanto, yo no soy de la idea de que se debe generar alarma en el sector, lo que sucedió con el caso Ficrea fue la acción de un delincuente, la ley no falló sino por el contrario, fue la ley la que impidió que el fraude se magnificara, dice Di Costanzo.

"El fondo para cobertura de riesgos en las Sofipos está constituido por depósitos de las propias Sofipos y depósitos del gobierno, si llegara a presentarse una crisis sistémica en el gremio, que no es el caso, el fondo tendría que enfrentar los compromisos y si los recursos no son suficientes entonces el gobierno federal es el garante en última instancia de los depósitos, hasta el límite fijado por la ley que es de 25 mil UDIS por persona".

"En este sentido, el seguro de depósito no es algo que depende de un fondo, sino algo que se encuentra consignado en la ley".

Mario Di Costanzo señaló que también existe una responsabilidad por parte de los ahorradores, por lo que éstos deben acercarse a sus instituciones, vigilar sus recursos e informarse.