Mercados

Dólar se coloca de nueva cuenta por arriba de la barrera de $13.0

El efecto Banxico, ocasionó que el peso tuviera su peor desempeño desde el pasado 19 de marzo. 
Esteban Rojas
09 junio 2014 13:16 Última actualización 09 junio 2014 13:39
[El peso ha caído 0.65 por ciento ante el dólar en tres jornadas consecutivas. / Bloomberg / Archivo] 

[El peso ha caído 0.65 por ciento ante el dólar en tres jornadas consecutivas. / Bloomberg / Archivo]

En el arranque de la semana, el peso todavía estuvo influido negativamente por la pérdida de brillo ocasionado por la caída en las tasas de interés, como respuesta a la decisión del pasado viernes del Banco de México de flexibilizar su política monetaria.

En operaciones de mayoreo, el dólar cerró el lunes en 13.0285 unidades a la venta, de acuerdo con datos publicados por el Banco de México. En el día el peso retrocedió 11.15 centavos, semejante a 0.86 por ciento. Una baja de esta magnitud no se presentaba desde el pasado 19 de marzo.

La moneda nacional hiló dos jornadas en terreno negativo, al acumular una depreciación de 1.14 por ciento.

En operaciones intradía, el tipo de cambio alcanzó una cotización máxima en 13.0285 unidades. Con ello, se superó una resistencia intermedia ubicada en la barrera psicología de las 13.0 unidades.

En tanto que en ventanilla se llegaron a registrar cotización cercanas de 13.30 pesos por dólar.

Cabe destacar que, en operaciones de mayoreo, no se tenía un cierre por arriba de las 13 unidades desde el pasado 6 de mayo.

En el plano internacional, las noticias en China fueron mixtas. Por un lado, sobresale la recuperación en el crecimiento de las exportaciones de 7.0 por ciento en el pasado mayo, lo que habla de que el motor externo vuelve a ser el eje de la recuperación económica. Por otro, destaca la caída en las importaciones de 1.6 %, lo que es una señal de un comportamiento débil del mercado interno. Esto no es una buena noticia para los exportadores de materias primas de naciones emergentes, sobre todo en caso de que se permita una mayor depreciación del yuan.

En Japón, se dio a conocer que la cifra revisada del PIB para el primer trimestre se ubicó en 1.6 por ciento, por arriba de lo esperado, lo que muestra avances en combatir a la temida deflación. Dicha evolución, pudiera estar señalando la posibilidad de que el yen haya alcanzado un piso en su depreciación.