Mercados

Dólar en ventanilla sube
a $16.92 por dato débil del PIB de EU

El peso retrocede marginalmente 0.05% por persistentes preocupaciones en torno a una pronta alza en la tasa de referencia de la Fed, a pesar de algunas señales de enfriamiento en la economía norteamericana.
Esteban Rojas
29 octubre 2015 14:5 Última actualización 29 octubre 2015 14:22
dólar (Bloomberg/Archivo)

dólar (Bloomberg/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- El peso terminó con un moderado sesgo negativo por la posibilidad de que un enfriamiento en el crecimiento económico de Estados Unidos no sea suficiente para evitar un alza en la tasa de referencia de la Fed en este año.

El denominado dólar spot cerró el jueves en 16.624 unidades a la venta, de acuerdo con datos del Banco de México. En el día, el peso retrocedió marginalmente 0.05 por ciento.

En operaciones de menudeo o de ventanilla, el dólar quedó en 16.92 pesos.

La decisión del Banco de México de mantener su tasa de referencia en 3.0 por ciento no contribuyó a apoyar al peso, debido a que el ajuste derivado de posibles turbulencias provenientes del exterior va seguir recargado en el tipo de cambio y, en mucha menor medida, en las tasas de interés.

De acuerdo con el instituto central, el alza en el dólar se ha reflejado de manera selectiva y ordenada en los precios de los bienes durables.

El tipo de cambio seguirá estando en el radar de Banxico, ya que es una variable que puede determinar una posible alza en su tasa de referencia.

La moneda nacional se vio influenciada negativamente por un dato débil publicado en materia económica en el principal socio comercial de nuestro país.

En Estados Unidos se dio a conocer que el Producto Interno Bruto (PIB) creció un anémico 1.5 por ciento en el tercer trimestre del año, prácticamente en línea con lo esperado.

El comportamiento de la actividad económica en el último trimestre muestra una pérdida de fuerza. En el periodo de abril a junio, el PIB venía aumentado a una tasa de 3.9 por ciento.

Un pérdida de dinamismo en la economía estadounidense es mala noticia para el sector exportador de México y, por lo tanto, para el peso.

El comportamiento del PIB, al parecer, no modifica la ruta de un posible incremento de la tasa de referencia de la Fed para el próximo diciembre o a más tardar a inicios del 2016.

La toma de utilidades en contra del peso se ve suavizada por una pérdida de fuerza del dólar en el mercado internacional de divisas.

El billete verde retrocedió 0.37 por ciento con respecto a una canasta de seis divisas.