Mercados

Dólar al menudeo toca nuevo máximo histórico de $17.84 pesos

El peso pierde 0.87% con lo que se perfila para hilar su quinta caída consecutiva frente al billete verde, siguiendo al desplome en los precios del petróleo.
Esteban Rojas
11 diciembre 2015 8:8 Última actualización 11 diciembre 2015 9:10
Royal Dutch Shell

Plataforma petrolera de Royal Dutch Shell. (AP)

CIUDAD DE MÉXICO.-Al inicio de las operaciones el peso sigue en picada de la mano de la baja de los precios del petróleo y de las expectativas de un apretón en la política monetaria de la Fed, tan pronto como la próxima semana.

El dólar interbancario se opera cerca de 17.34 unidades a la venta, lo que implica para el peso una depreciación de 0.87 por ciento, de acuerdo a cifras de Bloomberg.

En operaciones de ventanilla o de menudeo, el dólar se vende alrededor de 17.84 pesos.


En operaciones intradía esta es la primera vez que el tipo de cambio, tanto al mayoreo como al menudeo, establece una nueva marca histórica.

En la jornada de ayer el precio del dólar estableció un nivel sin precedente, pero solamente en operaciones de cierre.

Los participantes del mercado siguen disminuyendo sus posiciones en pesos debido a la debilidad observa en los precios del petróleo y anticipándose a un alza en la tasa de referencia.

El crudo tipo West Texas Intermediate disminuye 1.03 por ciento a 36.38 dólares por barril, mientras que el Brent baja 1.31 por ciento a 39.21 dólares.

La caída del peso se ve suavizada por un retroceso del dólar en el mercado internacional.

El billete verde disminuye 0.12 por ciento con respecto a una cansta de seis divisas.

En los Estados Unidos se reportaron datos económicos mixtos que no modifican la expectativa de un alza en la tasa de la Fed para su reunión del próximo miércoles.

La presión sobre el tipo de cambio todavía puede prevalecer, pero dado los niveles alcanzados es posible que este cerca una toma de utilidades que favorezca al peso. Este escenario es posible debido a que el mercado puede haber descontado, en buena parte, el incremento en la tasa de referencia de la Fed, camino que seguirá seguramente el Banco de México.