Mercados

Turbulencia externa acerca al dólar a $19

En el mercado de cambios nacional, el precio del dólar se acercó ayer a los niveles en los que el Banco de México intervino en febrero.
Esteban Rojas
Esteban Rojas | Abraham González
03 junio 2016 5:0
peso dólar

(Eladio Ortiz)

La presión sobre el peso volvió el jueves y provino de factores externos. El dólar en ventanilla bancaria subió a 18.95 pesos, el nivel más alto desde que Banxico anunció un alza de tasa para evitar una presión mayor sobre la moneda a mediados de febrero.

El catalizador principal del alza del dólar fueron los datos mejores a lo esperado en el mercado laboral norteamericano, lo cual aumentó la probabilidad de un alza anticipada en la tasa de la Reserva Federal (Fed), aunque los datos de empleo del viernes en Estados Unidos serán más relevantes, de acuerdo con analistas.

“La nómina no agrícola que será reportada el viernes se mantiene como el catalizador más grande para el peso”, dijo George Lei, estratega de divisas en Nomura Securities y columnista de Bloomberg.

“Pocos inversionistas están dispuestos a mantener sus posiciones largas sobre el peso, incluso cuando la moneda se ve sobrevendida a través de diferentes métricas”.

Los temores por un mayor costo del dinero llevaron a la moneda mexicana a ignorar la noticia del rompimiento de la barrera de los 50 dólares por parte del precio del petróleo.

La depreciación de la moneda mexicana podría extenderse durante el verano, a la espera de eventos relevantes a nivel internacional, aseguran analistas.


El dólar spot cerró en 18.627 unidades, lo que representó para el peso una depreciación de 13.75 centavos, equivalente a 0.74 por ciento, muestran los datos de Banco de México (Banxico).

Los participantes del mercado cambiario nacional bajaron posiciones en pesos como respuesta al fortalecimiento del dólar, luego de darse a conocer cifras del mercado laboral norteamericano.

La generación de empleo en el sector privado en Estados Unidos se reportó en 173 mil nuevos puestos en línea con lo esperado en el pasado mayo, pero la cifra de un mes antes fue revisada al alza al pasar de 156 mil a 166 mil.

Un mercado laboral fuerte es un incentivo para que la Fed pueda subir su tasa de referencia, aunque no necesariamente en su próxima reunión del 14 y 15 de junio.

INTERVENIR O NO INTERVENIR

Los ataques especulativos en contra del peso registrados en las últimas semanas no fueron combatidos por la Comisión de Cambios, por lo que probablemente ya no se vea ninguna intervención de dicha autoridad durante este mes, comentó Gabriel Casillas, director de análisis de Banorte-Ixe, en una entrevista televisiva con El Financiero Bloomberg.

“Si ya no se actuó en las semanas anteriores, creo que ya no valdría la pena. Yo creo que no van a actuar”, dijo Casillas.

“Lo que se está esperando es que la Fed suba tasas en junio y que el Banxico pueda acompañarlo en ese mismo movimiento, y que eso haga que las otras presiones que se han estado construyendo en contra del peso se calmen”.

CONTRASTES ENTRE EMERGENTES

En lo que va de junio, el peso ha sido la moneda del mundo más depreciada respecto al dólar, de acuerdo con datos de Bloomberg. Le siguen en las pérdidas la moneda de Malasia y el rublo ruso, entre las monedas emergentes, sin embargo, los temores sobre la posible salida de Reino Unido de la Unión Europea ubican a la libra esterlina como la tercera más depreciada a nivel global.

De acuerdo con una nota del equipo de análisis de UBS, encabezados por Jeff Greenberg, los activos y monedas emergentes podrían verse afectados en caso de que haya un endurecimiento en la política monetaria de la Fed.

“Ante este escenario, estamos cortos (bajistas) en los mercados emergentes, pues esperaríamos ver una fortaleza del dólar frente a estas divisas, así como en los activos expuestos a los mercados emergentes”, explica el banco.