Mercados

Tres razones por lo que ahora se negocian menos divisas en el mundo

A tipos de cambio constantes, el volumen total de operación se habría incrementado 4 por ciento de 2013 a la fecha, señala el BIS
Esteban Rojas
Esteban Rojas
02 septiembre 2016 5:0
yuan (Reuters)

yuan (Reuters9

El intercambio de divisas a nivel internacional se redujo en los últimos tres años, ante un escenario de menor actividad económica y comercio, pero también a factores propios de la estructura en la plataforma de negociación y cambios regulatorios.

Hasta abril de 2016, fecha en la que el Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés) levantó su última encuesta, el volumen negociado en el mercado cambiario internacional ascendió a 5.1 billones de dólares diarios en promedio, monto inferior a los 5.4 reportado en igual periodo de 2013.

Una reducción en la actividad en el mercado internacional de cambios no se daba desde por lo menos el año 2001.

De 2001 a 2013, el volumen en el mercado cambiario global creció a una tasa promedio anual de 66.42 por ciento, cifra que contrasta con la caída de 4.99 por ciento en 2016, según datos del BIS.

Entre los factores que han determinado los cambios en el volumen operado destacan tres.

El primero se refiere a las mayores restricciones que han enfrentado los intermediarios cambiarios por un endurecimiento del marco regulatorio para operar monedas y divisas, con el propósito de evitar las manipulaciones, como la revelada en mayo de 2015.

En ese año, autoridades financieras internacionales impusieron multas millonarias a seis intermediaros financieros, entre ellos Bank of America, UBS, Citigroup, Barclays y JPMorgan.

“La caída en el volumen de operación (…) parece responder a una menor voluntad y capacidad de los intermediarios financieros para interactuar en los mercados cambiarios a la luz de la nueva regulación que están enfrentando”, puntualizó el Banco de México en su informe sobre la encuesta del BIS.

Una regulación más estricta ha llevado a algunos intermediarios a internalizar órdenes de operación, según el banco central, lo cual conlleva a una menor operación global.

Un segundo factor es la desaceleración en el comercio internacional, derivada de una menor actividad económica, lo cual se ha traducido en la necesidad de una menor operación de divisas y monedas.

De acuerdo con los últimos datos publicados por Fondo Monetario Internacional, el volumen total de comercio en el mundo se desaceleró al pasar de un crecimiento de 3.7 por ciento en el 2014 a 2.6 por ciento en 2015.

El tercer factor se refiere a una mayor aversión al riesgo que ha provocado un vuelo de los capitales a activos más seguro como el dólar, lo que inhibe la negociación entre otras divisas.

De abril de 2013 a abril del presente año, el índice que mide la relación del dólar frente a una canasta de seis divisas se incrementó en 18.16 por ciento.

El imán que representa el dólar se acrecentó en el periodo de la última encuesta del BIS, por la salida de capitales de naciones europeas y de Japón, derivadas de las bajas tasas de interés que, incluso, en algunos casos se tornaron negativas.

Incluso, de no ser por la apreciación del dólar, es decir, manteniendo los tipos de cambio constantes, el volumen total de negociación se habría incrementado 4 por ciento, reveló el informe del BIS.

LOS GANADORES

El dólar amplió su ventaja como moneda más utilizada en la encuesta, presente en un lado del 88 por ciento de las transacciones, un punto porcentual más que hace tres años. El euro se mantuvo en segundo lugar, aunque su participación cayó a 31 por ciento.

El gran ganador fue el yuan, que duplicó su porción del mercado a 4 por ciento. Con eso se transformó en la octava moneda más usada en el mundo y superó al peso mexicano para quedar primera entre los mercados emergentes, lo que reivindica las iniciativas de China para liberalizar su uso.

>