Mercados

Sortea el peso con éxito la “tormenta perfecta”, ganó 1.52% en la semana

La caída de la mezcla mexicana fue de 11.4%; sin embargo,
la tasa de los Cetes se ubicó en mínimo histórico por segunda ocasión.
Álvaro Montero
Peso (Bloomberg)

Peso (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- La semana pasada el peso tuvo una ganancia de 1.52 por ciento, su mejor desempeño en casi dos meses.

Lo anterior, a pesar de que en dicho periodo se presentó la “tormenta perfecta”, caracterizada por una serie de fenómenos que en gran medida tuvieron que ver con el desplome de varios indicadores.

La aversión al riesgo fue provocada por la crisis política en Grecia, la caída en los precios del petróleo, las malas cifras de las economías de la eurozona y asiáticas, la persistente alza del dólar en los mercados internacionales y los ataques terroristas en Francia.

Sin dejar de considerar el descenso de los commodities, que empiezan a preocupar en los mercados porque luego de 12 años de alzas continuas existe la percepción de que la caída obedece precisamente a la falta de dinamismo económico en gran parte del mundo.

El avance semanal del peso también sobresale debido a que se dio a contracorriente de una caída de 11.4 por ciento en el precio del petróleo de la mezcla mexicana de exportación, la tercera mayor desde que inició su ciclo de baja en junio del 2014.

El precio de la mezcla mexicana cerró el viernes pasado en 39.7 dólares por barril, su menor nivel desde el 13 de marzo de 2009; del 20 de junio del 2014 al 9 de enero del presente año, el precio del petróleo de exportación de México ha caído 61.23 por ciento, mientras que el peso se ha depreciado 12.3 por ciento, un comportamiento mucho mejor que otras monedas de países petroleros.

Al inicio de la primera semana completa de 2015, el tipo de cambio al mayoreo estuvo a punto de superar la barrera psicológica de 15 pesos en el mercado de mayoreo, mientras que en operaciones al menudeo el dólar alcanzó máximos cercanos a 15.30 unidades a la venta, para después recuperar el terreno perdido y terminar con ganancias.

El tipo de cambio spot cerró el viernes en 14.5925 pesos, su menor nivel desde el pasado 17 de diciembre; en operaciones al menudeo el dólar cerró por debajo de la barrera de las 14.90 unidades a la venta.

Desde que inició la debilidad del mercado petrolero, manifestada a mediados del año pasado, la semana anterior fue la primera en la que el peso se desliga de las fuertes caídas en los precios del crudo.

De junio del 2014 a la fecha, el precio del petróleo de la mezcla mexicana de exportación registra sus dos más importantes caídas semanales: de 15.47 por ciento en el periodo terminado el 5 de diciembre pasado y de 12.48 por ciento el 12 del mismo mes.

En ese lapso el peso acumuló caídas de 3.43 y 2.27 por ciento, en cada caso.

Por si algo faltara, la semana pasada la tasa líder de los Cetes a plazo de 28 días alcanzó un mínimo histórico de 2.43 por ciento, tendencia que normalmente tiende a debilitar al peso.

Enmedio de la enorme volatilidad financiera, todo indica que el retroceso de las tasas de interés fue un elemento a favor y no en contra del peso.
Sin embargo, un riesgo latente es el incremento de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal.