Mercados

Se agota el factor Trump en recuperación del peso

La apreciación del peso mexicano frente al dólar está ligada al descenso de Donald Trump en las preferencias electorales en Estados Unidos.
Esteban Rojas
La relación de Trump, los medios y el peso

La relación de Trump, los medios y el peso

El reciente repunte del peso mexicano frente al dólar, ligado al descenso de Donald Trump en las preferencias electorales en Estados Unidos, podría haber llegado a su fin, al haber sido descontada en sesiones previas una derrota del candidato en el tercer debate.

De acuerdo con analistas, el tipo de cambio spot ya no bajaría, por lo pronto, del piso de las 18.45 unidades establecido el miércoles, una hora y media después de finalizada la contienda entre Hillary Clinton y el republicano. En menos de un mes, entre el primero y el tercer debate, la moneda mexicana se recuperó más de 7 por ciento, al haber sido la demócrata la triunfadora en los tres encuentros.

Por ahora, la moneda fluctuaría en línea con sus pares de mercados emergentes, al mostrarse una mayor probabilidad de que Trump no llegue a la presidencia.

Ayer, después de haberse elevado por la mañana hasta 18.6668 pesos en el mercado internacional, el dólar cerró en 18.595 unidades, es decir, una caída de 0.23 por ciento, según datos del Banco de México. Dicho movimiento estuvo en línea con el MSCI Emerging Markets Currency Index, que perdió 0.13 por ciento.

“Ante el movimiento de los últimos días, preferimos mantenernos al margen de nuevas posiciones direccionales en el tipo de cambio”, comentó Juan Carlos Alderete, estratega del mercado cambiario de Banorte-Ixe, en una nota de análisis enviada a clientes.
“En nuestra opinión, los mercados ya descuentan en gran medida una victoria de Clinton”.

El especialista estimó que la moneda mexicana fluctuaría por ahora en un rango entre 18.45 y 18.63 pesos por dólar.

Derek Holt, economista de Scotiabank, destacó que después del efecto del debate, la moneda mexicana operó en línea con otras monedas emergentes.

“El peso mexicano superó a la mayoría de las monedas por la mañana (después del debate), pero operó durante el día igual que las demás”, dijo.

Por otra parte, Patricia Berry, directora de análisis de Intercam Casa de Bolsa, aseguró que este movimiento se debió a una toma de utilidades, aunque advirtió cualquier episodio de aversión al riesgo podría poner presión a la moneda nacional.

“La aversión al riesgo puede surgir en cualquier momento y por cualquier factor”, aseguró la especialista.

LOS ‘AGUAFIESTAS’
Los factores que impidieron un mayor avance del peso en la sesión de ayer fueron una sorpresiva caída en los precios del petróleo y el reforzamiento de las expectativas de un aumento en el costo del dinero por parte de la Reserva Federal, antes de que termine el presente año.

El crudo WTI cerró en un precio de 50.43 dólares por barril, lo que implicó una pérdida de 2.27 por ciento, mientras que el Brent perdió 2.45 por ciento a 51.38 dólares.

Por otro lado, un incremento de 3.2 por ciento en el número de ventas de viviendas nuevas en Estados Unidos, frente al 0.4 por ciento estimado, reforzó las expectativas de que la economía norteamericana avanza, y que la Reserva Federal subirá este año la tasa de interés.

LOS RIESGOS
Además de los elementos político, el posible acuerdo entre productores de la OPEP en Viena a finales de este mes, las señales sobre política monetaria de la Fed y Banxico y el proceso de aprobación del presupuesto en el país serán factores que podrían incidir sobre la moneda mexicana en los próximos meses, explicó Alderete.

Para Arturo Espinosa, especialista de Santander, incluso el referéndum constitucional en Italia podría representar un riesgo para el peso mexicano.