Mercados

‘Sangría’ de dólares por comercio con China toca récord

Al cierre del primer trimestre, el déficit comercial de México con el gigante asiático tocó un máximo histórico, en tanto, el superávit con Estados Unidos también marcó récord.
Esteban Rojas
yen

(Bloomberg)

México registró una fuerte demanda de dólares para poder cubrir el déficit comercial con China por 14 mil 813 millones de dólares durante el primer trimestre del 2016, una cifra sin precedente para un periodo similar, de acuerdo las últimas cifras del Banco de México.

China, de forma silenciosa, ha constituido la principal “fuga” de dólares vía el comercio de mercancías, lo cual se tradujo en una mayor demanda del billete verde para cubrir este desfase y aumentó la presión de alza sobre el tipo de cambio en dicho periodo.

En contraste, la oferta del billete verde proveniente del intercambio comercial de México con Estados Unidos alcanzó un cifra histórica de 27 mil 761 millones en los tres primeros meses del presente año.

El resultado comercial con China fue determinante para que el déficit de México en esta materia alcanzara una cifra por 3 mil 985 millones de dólares durante el primer trimestre de este año, el mayor monto para un periodo similar desde 1994.

El saldo deficitario de la balanza comercial de México con China es más grande que el reportado con toda Europa y Japón, los cuales alcanzaron montos de 6 mil 042 y 3 mil 261 millones de dólares en el periodo de referencia.

Del 2009 a la fecha, el desequilibrio comercial de México con la segunda economía del mundo prácticamente se ha duplicado, al pasar de 6 mil 382 a los más de 14 mil millones en este año.

PESO VS. YUAN

La ventaja competitiva de las exportaciones mexicanas obtenida por una mayor depreciación del peso frente al dólar se podría diluir en caso de que se extienda o profundice el desequilibrio comercial con China.

En lo que va del año, el peso mexicano ha perdido 7.10 ciento respecto al yuan, lo cual ha sido insuficiente para corregir la ampliación de la brecha comercial de México con el gigante asiático.

Ante un escenario de desaceleración económica en China, existe el riesgo de que ese país recurra a forzar una moneda más débil, lo cual sería negativo para México.

La política comercial de China no solamente afecta negativamente a la disponibilidad de divisas en México.

La lucha también está trasladando a los Estados Unidos, con el propósito de provocar un nuevo reacomodo en la participación de cada país en este mercado, el más grande del mundo.

En el sector vinculado a las importaciones de Estados Unidos, China representa el primer lugar con el 18.9, seguido de México y Canadá con el 14.4 y 12.9 por ciento al pasado abril, en cada caso.

El crecimiento del déficit comercial de México con China representa uno de los riesgos más importantes de presión sobre la disponibilidad de dólares para poderlo financiar.