Mercados

Revaluación del yuan puerta abierta para una guerra de divisas

La disminución del crecimiento económico en China a una tasa anual del 6.9% en el tercer trimestre del año y la caída de 6% en su exportaciones en septiembre, hacen crecer el riesgo de que se pueda devaluar el yuan para relanzar a su alicaído sector externo.
Esteban Rojas
Esteban Rojas
20 octubre 2015 9:6
yuan

(Bloomberg)

La moneda china es la segunda con mayor sobrevaluación o recuperación en su poder adquisitivo en términos reales, solamente por detrás de la moneda venezolana, de acuerdo con datos publicados por el Banco de Pagos Internacionales, lo que abre la posibilidad de que se pueda utilizar al tipo de cambio como una opción para relanzar a su sector exportador, como lo han hecho otras naciones.

De acuerdo a las últimas cifras publicadas por el Banco de Pagos Internacional, la moneda china es la segunda que presenta la mayor recuperación de su poder adquisitivo en términos reales o sobrevaluación, solamente detrás de la venezolana.

El índice real, con base 100 en el año del 2010, se ubicó para la moneda del gigante asiático en 130.94 durante el pasado septiembre. Esto implica una fuerte recuperación en su poder de compra con respecto al año utilizado para su comparación.

Tipo de cambio ¿antídoto al menor crecimiento económico?

La disminución del crecimiento económico en China a una tasa anual del 6.9 por ciento en el tercer trimestre del año y una caída de 6.0 por ciento en su exportaciones durante septiembre, hacen crecer el riesgo de que se pueda utilizar al tipo de cambio como una opción para relanzar a su alicaído sector externo, como ya lo han hecho otras naciones.

El hecho de que el yuan presente un aumento términos reales de cerca del 31 por ciento con respecto al año base del 2010, implica una pérdida de competitividad para su sector exportador y un argumento para el gobierno para justificar el utilizar al tipo de cambio para mejorar a su débil economía.

Naciones como Japón y las agrupadas alrededor del euro, la depreciación de sus divisas les está facilitando su recuperación económica.

Los índices que miden el poder de compra del yen y del euro se reportaron en 72.59 y 92.43 en el pasado septiembre, muy por debajo de la barrera de la base de los 100 puntos de 2010, lo que implica divisas más débiles en términos reales.

Las cifras hablan de divisas subvaluadas o sobrevendidas como el yen y el euro, lo que contrasta con un yuan sobrecomprado sobrevalorado en términos reales.

En caso de que China quisiera inducir o facilitar un debilitamiento en su moneda, podría provocar una sacudida en el mercado de cambios en el mundo, como la provocada a principios de agosto.

Monedas emergentes

En las naciones emergentes se ha visto un reacomodo en las divisas producto, en parte, de factores externos, pero también de problemas generados en el ámbito interno de cada nación.

Entre las monedas más castigadas están las de naciones latinoamericanas como las de Brasil y Colombia, al registrar un retroceso en su índice real elaborado por el Banco de pagos Internacional a 64.18 y 66.88, muy por debajo del 100 de su año su partida fijada en el 2010.

En Latino América no deja de llamar la atención el nivel de sobrevaluación en el poder de compra de la moneda venezolana, al reportarse su índice en términos reales en 427.4 puntos. Es decir esta moneda tiene un poder de compra mayor al 400 por ciento al existente en el 2010 a contracorriente de un debilitamiento en sus fundamentales económicos.

En el caso de México, al cierre del pasado septiembre el índice que mide su poder de compra en términos reales se ubicó en 86.17 puntos en el pasado septiembre, lo que indica un retroceso con respecto al año base del 2010.

Una nueva turbulencia en el mercado cambiario provocado por un cambio en la política de china con respecto al yuan, es uno de los riesgos que no hay que perder de vista.