Mercados

Repuntan apuestas bajistas sobre el peso

A pesar del aumento, las posiciones especulativas contra la moneda azteca se mantienen lejos del máximo del año que se alcanzó el pasado 20 de septiembre en más de 2 mil 500 millones de dólares.
Esteban Rojas
La relación de Trump, los medios y el peso

La relación de Trump, los medios y el peso

Las apuestas en contra de la moneda mexicana, establecidas en las negociaciones del Chicago Mercantile Exchange (CME), mostraron una tendencia ascendente al pasar de 899 millones desde el día de las votaciones en Estados unidos a mil 114 millones de dólares una semana después, de acuerdo a las últimas cifras disponibles en Bloomberg.

Los especuladores apostaron a un resultado diferente en las pasadas votaciones en Estados Unidos, pero nunca bajaron totalmente la guardia.

El máximo de las apuesta contra la moneda mexicana, en este año, se alcanzó en 2 mil 251 millones de dólares el pasado 20 de septiembre, para disminuir a 685 millones el 25 de octubre.

En las dos semanas anteriores a las votaciones del 8 noviembre, las posturas contra el peso mostraron marginales cambios, pero nunca se mostraron a favor.

Las cifras en el CME son un indicador clave debido a que muestra los sentimientos de los inversionistas con respecto al peso mexicano en el mercado de derivados, instrumentos que sirven para poder cubrir o transferir riesgos.

En el CME se negocia diversos tipos de activos financieros como tasas de interés, acciones, monedas, así como también productos primarios (commodities).

Los movimientos en los flujos de capitales dirigidos al mercado cambiario mexicano reflejaron los temores en las posturas especulativas.
Una semana antes de las votaciones del 8 de noviembre en Estados Unidos, la moneda mexicana ganó 4.10 por ciento.

En tanto que una semana después del conocerse el triunfo de Donald Trump, el peso se desplomó 10.0 por ciento, en consonancia con el avance en las posiciones que apuntaron en su contra en el CME.

En el lapso del 8 al 18 de noviembre, el peso mexicano fue el más castigado en el mundo, al acumular un desplome de 11.5 por ciento.
El segundo y el tercer puesto dentro de las monedas con peor desempeño en el lapso mencionado fueron para el rand sudafricano y el peso colombiano, con caídas de 8.92 y 7.19 por ciento, en cada caso.

La depreciación de la moneda mexicana se da dentro de un contexto en donde las principales divisas y monedas en el mundo han mostrado un comportamiento negativo frente al dólar.

De 31 monedas y divisas que sigue Bloomberg, todas presentan retrocesos frente al billete verde, después del triunfo de Donald Trump el pasado 8 de noviembre.

El índice que mide el comportamiento del dólar frente a una canasta de seis divisas alcanzó máximos no vistos en más de 13 años.

El dólar ha sido impulsado en el mercado internacional por temores de una mayor inflación y la posibilidad de que la Reserva Federal pueda ser más agresiva en materia de alza en las tasas de interés.

Un dólar fuerte en lo externo y la expectativa de un mayor costo del dinero más elevado en Estados Unidos, restan el apetito por activos denominados en pesos.