Mercados

Previsiones del dólar de Hacienda han quedado cortas

Lo establecido por la Secretaría de Hacienda en los Criterios Generales de Política Económica (CGPE) con relación al tipo de cambio y otras variables, pueden ser modificas por el Congreso.
Esteban Rojas
dólar

(Bloomberg)

Una de las variables clave para la elaboración del Presupuesto, como lo es el tipo de cambio, ha sido consistentemente colocada en los Criterios de Política Económica por debajo de lo que finalmente ha ocurrido en el mercado.

En lo que va de la actual administración pública, el tipo de cambio observado en el mercado ha estado 10.3 por ciento en promedio por arriba de lo propuesto por la Secretaría de Hacienda en los Criterios Generales de Política Económica (CGPE).

En 2015 y 2016, las deviaciones fueron mayores, al ubicarse el precio promedio del dólar en 15.9 y 18.2 unidades, muy por arriba de lo establecido en los CGPE de 13.0 y 15.9 pesos, es decir, 22.1 y 14.4 por ciento por arriba de lo previsto, en cada caso.

Para los años de 2013 y 2014, las desviaciones del precio del dólar con respecto a lo observado fue de -0.99 y 5.6 por ciento, respectivamente.
Lo establecido en los CGPE con relación al tipo de cambio y otras variables, pueden ser modificas por el Congreso. La propuesta del tipo de cambio incluida en los CGPE fue de 15.90 para la elaboración del presupuesto del 2016, la cual se elevó por el Congreso a 16.40 unidades.

En los CGPE, que sirvieron de marco de referencia para la elaboración del proyecto de presupuesto para el próximo, se tomó como base un tipo de cambio promedio de 18.2 pesos. Debido a lo anémico de los ingresos proyectados, a los topes para la deuda y al compromiso de mantener inalterados a los impuestos, es posible que en el Congreso se dé una discusión en torno a la posibilidad de elevar el tipo de cambio proyectado para el próximo año.

Un precio promedio del dólar mayor permite que los ingresos en divisas extranjeras sean superiores en términos de pesos, lo cual implica mayores recursos para el gasto público o disminuir presiones de alza sobre los requerimientos financieros del sector público.

En los CGPE para el presente año se estima que una variación de 10 centavos en el tipo de cambio puede tener un efecto de alrededor de mil 499.2 millones de pesos en ingresos como los provenientes de las exportaciones petroleras y un incidencia en el costo financiero de 980 millones.

Para 2017 existen diversos problemas que pueden derivar en presiones de alza en el tipo de cambio. Uno de ellos se relaciona con el proceso electoral en Estados Unidos.

En una entrevista radiofónica, el nuevo Secretario de Hacienda, José Antonio Meade, señaló que el efecto sobre la economía mexicana de un eventual triunfo de Donald Trump dependería de las políticas que se logren instrumentar en materia migratoria y de comercio.

Otro de los riesgos es que en el 2017 la Reserva Federal de Estados Unidos podría elevar el costo del dinero. De ser así, le puede quitar brillo a las inversiones en pesos, con el consiguiente efecto alcista sobre el precio del dólar.

>