Mercados

Por miedo al dólar, firmas frenan su deuda externa

La volatilidad del dólar y un posible aumento de las tasas de interés en otros países, son factores que influyeron para que las empresas optaran por contratar más deuda en el mercado doméstico.
Esteban Rojas
dólar, peso

(Bloomberg)

Por primera vez en más de ocho años, las empresas mexicanas no financieras disminuyeron su ritmo de endeudamiento en el extranjero, debido principalmente a la volatilidad en el tipo de cambio y al posible incremento de tasas de interés en otros países, aseguran analistas.

El endeudamiento externo, que incluye la colocación de deuda en el mercado de valores y los créditos con la banca comercial del exterior, se ubicó en 119 mil 113 millones de dólares, lo que implicó una reducción a tasa anual de 3.17 por ciento, de acuerdo con datos del Banco de México (Banxico).

Este indicador alcanzó un máximo de 123 mil 15 millones durante el primer trimestre del año pasado y desde entonces comenzó a moderarse.

La última vez que el indicador registró una variación negativa fue a finales de 2009, cuando reportó un retroceso de 5.6 por ciento.

“Las empresas tendieron a reducir su deuda externa ante la incertidumbre cambiaria provocada por la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos y por los temores de un mayor costo del dinero, inducido por el alza en la tasa de referencia de la Reserva Federal (Fed)”, comentó Gerardo Copca, directivo de la consultoría Metanálisis.

En adelante, los directivos de las empresas mexicanas podrían endurecer todavía más su política en materia de deuda externa, debido a que, a pesar de la recuperación del peso, la incertidumbre con respecto al tipo de cambio todavía podría prevalecer, hasta que no se despejen los términos en que se negociará el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), añadió el especialista.

Jesús López Flores, gerente de análisis de Base Casa de Bolsa, coincidió en que el menor endeudamiento externo de las empresas se debe a un realineamiento en los riesgos, que contempla, principalmente, en reducir el correspondiente al tipo de cambio.

OPTAN POR DEUDA INTERNA

La caída en la contratación de financiamiento externo se ha acompañado de un rebalanceo en la estructura para favorecer más al financiamiento interno, con el propósito de eliminar o disminuir el riesgo cambiario.

La composición actual refleja que el 57.2 por ciento de la deuda de los corporativos es contratada en el país, mientras que el 42.8 por ciento en el exterior.

A finales de 2015, dicha estructura se ubicaba en 54.4 por ciento para el financiamiento interno y un 45.6 por ciento para las deudas foráneas.

mercados