Mercados

Peso recibe otro “empujón”, pero ahora de Estados Unidos

La recuperación del tipo de cambio en la sesión del viernes en los instantes en que se conocía la noticia sobre una postura menos agresiva en el tratado comercial le dio al peso su mayor ganancia en más de cinco meses.
Esteban Rojas
Comercio México-Corea

Comercio México-Corea. (Reuters)

La moneda mexicana recibió el viernes un nuevo impulso ante la posibilidad de una postura más flexible por parte de Estados Unidos en las negociaciones con México en torno al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). No obstante, la mayor posibilidad de un alza en la tasa de referencia de la Reserva Federal en su reunión de este mes enfrió un tanto el optimismo.

El dólar spot cerró el viernes en 19.54 unidades, su menor precio desde el 9 de noviembre del 2016, con base en datos del Banco de México. En tanto, en ventanilla bancaria, el billete verde cerró en 19.80 pesos, por debajo de los 20.30 del publicado por Citibanamex el jueves.

Entre las 6:14 y las 7:55 horas del viernes, el dólar spot pasó de 20.10 a 19.52 pesos, después de darse a conocer las declaraciones del secretario de comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, quien señaló que la moneda mexicana contaría con espacio para recuperarse en caso de lograrse un acuerdo ‘sensato’ entre ambos países sobre el TLCAN.

pag335mar.jpg

Sus declaraciones podrían ser una señal, en espera de ser confirmada, de que Estados Unidos puede presentar una postura más flexible en las negociaciones comerciales.

El pronunciamiento del Secretario de Comercio de Estados Unidos es corolario de declaraciones anteriores hechas por el mismo Donald Trump y su secretario del Tesoro, en torno a la preocupación de un dólar fuerte.

DÓLAR CARO NO CONVIENE A MÉXICO… NI A EU

Para México, un tipo de cambio elevado es una de las principales amenazas para la estabilidad financiera, pues es probable que la inflación para este año se ubique al cierre de este año por arriba del 5.0 por ciento, según la última encuesta de Banxico.

La inestabilidad cambiaria ha llevado a tener que apretar las tuercas en materia de alza en tasas de interés en México y en materia del gasto público, factores que llevan a esperar un menor crecimiento económico en este año, sin descartar una recesión en la primera mitad, como adelanta la agencia calificadora Moody´s.

Por otro lado, para Estados Unidos, un dólar fuerte ha implicado una caída en la competitividad de su sector exportador y una dificultad el manejo de la política monetaria de la Reserva Federal.

Mayores tasas de interés aplicadas por parte de la Fed, pueden tender a fortalecer al dólar o por lo menos contribuir a ponerle un piso a su retroceso.

El dólar se ha apreciado con respecto a la moneda mexicana en un 52 por ciento, desde mediados del 2014 a la fecha, situación que ha presionado al alza al déficit comercial que mantiene con México.

Una moneda y una economía mexicana más fuerte podría ayudar a incrementar las compras de productos norteamericanos, quizá más que la aplicación de aranceles.