Mercados

Peso le dice adiós a su papel como ‘escudo’ de emergentes

La moneda mexicana responderá, por ahora, a la relación de México con Estados Unidos, aseguran especialistas
Esteban Rojas
peso monta

(Especial)

Durante 2016, el peso mexicano sufrió cuando la economía de China frenó su ritmo de crecimiento, cuando se materializó el voto a favor del Brexit y cuando el precio del crudo se desplomó. Para 2017, según especialistas, se espera un panorama distinto, pues sólo habrá un factor que defina el rumbo de la moneda: la relación de México con Estados Unidos.

Lo anterior no significa necesariamente que la moneda tenga un comportamiento más estable, pero sí implica que, por ahora, no será utilizado para cubrir los riesgos sobre países emergentes.

“Dada la coyuntura, y hay evidencia que habla al respecto, el peso ya no esta tan adecuado como hedge, de hecho, no es recomendable usarlo como hedge”, explicó Juan Carlos Alderete, estratega de divisas de Banorte-Ixe. “Las correlaciones del peso contra todos los demás emergentes básicamente están en cero”.

Debido a su gran liquidez y a su operación 24/5, el peso se convirtió desde la crisis financiera de 2008 en la moneda ideal para realizar inversiones especulativas, es decir, aquellas que responden a expectativas y no a factores fundamentales. Ante el creciente uso de esos instrumentos, entre otros factores, el tipo de cambio subió en 2016 poco más de 20 por ciento, de 17.20 a 20.72 unidades.

“El peso por ahora se mueve muy diferente que los demás activos a nivel global. Puedes tener un día en el que todos caen y el peso sube y eso no te conviene si lo quieres usar como hedge”, explicó Alderete.
“El tema de Estados Unidos es un tema global, pero que tiene efectos en México en particular”, dijo el especialista. “Los operadores están operando al peso y a las tasas locales como forma de reflejar sólo el factor Estados Unidos”.

Esta tendencia podría mantenerse, de acuerdo con este estratega, pues otro factor relevante que debe considerar el mercado son las alzas que se prevén en la tasa de referencia del Banco de México. “Hacer ventas en corto o usar al peso como cobertura también resulta ahora más caro”, dijo.

GANA SUS PRIMERAS SEIS BATALLAS

La moneda mexicana acumuló hasta el viernes una ganancia de 4.65 por ciento en seis sesiones consecutivas, en su mejor ciclo de recuperación desde finales de junio de 2016.

Este comportamiento la llevó a ocupar también el primer lugar como la moneda con el mejor comportamiento en el mundo en la era Trump.
El segundo y el tercer lugar fueron para el real brasileño y la libra esterlina con avance de 1.93 y 1.73 por ciento en cada caso, del 20 al 27 de enero, con base en datos de Bloomberg.

Al cierre de la semana pasada, el dólar spot cerró en 20.9095 unidades, en su menor precio desde el pasado 2 de enero, según datos de Banxico. En tanto, en ventanilla bancaria, el billete verde se vendió en 21.20 unidades, cifra menor al 21.55 reportado el jueves como cierre por parte de Citibanamex.

A pesar de haberse alejado por ahora de los niveles récord que alcanzó hace dos semanas, el peso mantiene una depreciación excesiva, que también podría ser usada en contra de las medidas proteccionistas de Trump, aseguran.

“México tiene muchas ventajas y, como economía, esas ventajas van a continuar, no importa lo que suceda con el comercio con Estados Unidos ", dijo esta semana John Gerspach máximo responsable financiero de Citigroup.

"México todavía tiene una increíble ventaja en su mercado laboral. Creo que ahora tendrán la oportunidad de competir a nivel global (…) Un debilitamiento del peso volvería a darle incluso más ventajas competitivas".
Con información de Bloomberg.